Cancillería atrasó la firma del acuerdo con China para instalar granjas de cerdos: el motivo

31 de agosto de 2020

A través de Twitter, se anunció la creación de un artículo especial para la "protección de los recursos naturales". Continúa el rechazo de los sectores ambientales.

Cancillería Nacional, liderada por Felipe Solá, anunció el domingo a las 21.30 que retrasó la firma del acuerdo con China para instalar en Argentina megagranjas industriales de cerdos, y que se adhirió en el Memorándum un artículo "donde se asegura el respeto de las leyes de protección ambiental, los recursos naturales y la bioseguridad".

"Hemos incorporado especialmente al Memorándum de Entendimiento con China un artículo donde se asegura el respeto de las leyes de protección ambiental, los recursos naturales y la bioseguridad. Por eso, su firma se atrasará hasta noviembre", comunicaron en la cuenta oficial de Twitter.

https://twitter.com/CancilleriaARG/status/1300227984142598148

La decisión llegó luego de que diversos sectores ambientalistas, animalistas y sociales iniciaran campañas en las redes sociales (con el hasgtag #BastaDeFalsasSoluciones) y marchas en varias ciudades de Argentina para frenar el avance del agronegocio en general y la ganadería intensiva en particular. Hoy, incluso, habrá nuevas manifestaciones en puntos centrales del país a partir de las 18.

Entre otras cosas, advierten que el hacinamiento animal tiene potencial pandémico y que es una industrial con altos niveles de contaminación ambiental. Además, denuncian el nivel de crueldad animal y precarización laboral que conllevan estas granjas industriales.

china 2.jpg

La reacción del sector ambiental

A través de un comunicado firmado por Soledad Barruti, Inti Bonomo, Rafael Colombo, Marcos Filardi, Guillermo Folguera, Maristella Svampa y Enrique Viale, sectores ambientalistas rechazaron nuevamente el proyecto y repudiaron la falta de transparencia para llevarlo a cabo.

"Celebramos el comunicado como expresión del triunfo de la movilización popular que vivimos estas semanas en nuestro país, en oposición a la instalación de las megafactorías porcinas", comenzaron.

virus

"Sin embargo, creemos de suma importancia destacar que dicha comunicación forma parte de una estrategia mayor que, desde el comienzo, ha buscado de modo deliberado blindar al proyecto en la más absoluta oscuridad", continuaron, para luego expresar su "preocupación" por "cómo desde Cancillería se avanza con total falta de transparencia y una constante manipulación, cuyo objetivo es confundir a la opinión pública y avanzar con el convenio, de espaldas a la sociedad".

Por último, subrayaron: "Con más convicción que nunca de que este proyecto es ilegítimo, subraya un modelo de maldesarrollo empobrecedor, cruel y contaminante, y solo sería posible sin el consenso de la sociedad".

Jorge neme
Jorge Neme

Jorge Neme

La palabra oficial

Según un documento que se filtró desde Cancillería, el acuerdo con el país asiático contempla el desarrollo de mega granjas con capacidad para albergar a 300.000 hembras y el uso de un millón y medio de litros de agua por día. En cuanto a la infraestructura, los galpones tendrán 12 mil cerdas encerradas y con los desechos se promete la generación de biodiesel.

En una entrevista concedida a Télam el 8 de agosto de este año, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Jorge Neme, aseguró que el impacto ambiental sería evaluado una vez que el acuerdo haya sido firmado, declaración que se contradice con el flamante anuncio.

"El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible o el Senasa, por ejemplo, van a intervenir puntualmente cuando haya un proyecto en el que un empresario chino y un argentino digan 'yo quiero radicarme en la provincia de Chaco y producir 12.000 madres'. Entonces ahí, todo lo que tenga que ver con el análisis ambiental y de la sanidad, así como las externalidades que pueda tener el proyecto, se van a analizar", afirmó.

Temas