-

Ley de etiquetado frontal: ¿por qué es importante el rotulado de productos con jarabe de maíz de alta fructuosa?

18 de septiembre de 2020

La iniciativa busca que explicite la presencia de sustancias nocivas para la salud de sus consumidores, garantizando el derecho a la información.

El Congreso de la Nación avanza hacia una Ley que exija el etiquetado frontal en los productos con presencia de sustancias nocivas para la salud de sus consumidores, garantizando el derecho a la información.

Son varios los proyectos presentados en el Congreso respecto del etiquetado de Rótulos de Alerta en los envases que contengan sustancias que en excesos sean nocivas para el consumidor. Una de las iniciativas es la del Diputado Nacional por Mendoza, Alejandro Bermejo, que tiene por objeto crear un sistema de rotulado en los productos con presencia de jarabe de maíz alta fructuosa.

Este jarabe es un producto obtenido por la hidrolisis completa del almidón, funciona como endulzante y se encuentra presente en muchos alimentos procesados y bebidas; el cual generaría severas consecuencias para la salud de los consumidores.

"Son varios los alimentos y bebidas que tienen este endulzante derivado del Jarabe de Maíz y su consumo en exceso genera obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes. Advirtiendo la presencia del mismo, ayudamos a concientizar a la población de los daños que este genera, garantizando el derecho a saber con certeza lo que consumimos, y así poder elegir alimentarnos de manera saludable" aseguró Bermejo.

Embed

Salud y el derecho de información del consumidor

La obesidad es un problema global del cual Argentina no escapa, en las últimas tres décadas la tasa de obesidad global se ha duplicado y ahora viven en el mundo más de 500 millones de personas obesas. Este exceso de grasa corporal está causando 3 millones de muertes cada año, según cifras de la OMS.

Uno de los cambios más grandes en nuestra dieta especialistas aseguran que se produjo a partir de los años 70, cuando la industria agrícola de EEUU se embarcó en la producción masiva del maíz y del JMAF, este último utilizado en todo el mundo como edulcorante de alimentos procesados, produciendo un incremento masivo de las cantidades de alimentos baratos, abasteciendo a los supermercados desde cereal hasta galletitas a bajo precio.

De esta manera aseguran que se hace indispensable otorgarle y facilitarle al consumidor los elementos necesarios para poder determinar sin lugar a confusión, el tipo de producto que está consumiendo.

Desarrollo de las economías Regionales

Por otra parte, el proyecto no solo busca advertir la presencia de este producto a través de un sistema de rotulado de advertencia en la cara frontal de los envases, que concienticen e informen al consumidor sobre los daños que genera para la salud el JMAF, además tiene como objetivo promover y sostener el desarrollo de las economías regionales, en cuanto al impacto que estas tienen en el desarrollo territorios hacia todas las provincias del país.

Embed

"Hay que incentivar el consumo y fomentar al mismo tiempo el desarrollo de endulzantes alternativos más naturales favoreciendo nuestras economías regionales" sostuvo el diputado.

El uso alternativo de jugos y concentrados de jugos, favoreciendo a la vitivinicultura, citricultura, productores de peras y manzanas, impactarían positivamente en el crecimiento de las economías regionales además de ser más saludables para el consumo humano

De acuerdo lo analizado en el encuentro de CREA Olivicola San Juan, las economías regionales en la industria primaria pueden emplear hasta cuatro veces más trabajadores de lo que lo hacen las economías centrales, mientras que en la cadena agroindustrial la proporción puede ser de tres veces mayor en las economías regionales.

En esta línea, aseguran que las economías regionales son estratégicas en la generación de empleo, valor y crecimiento sustentable de la Argentina.

Las economías del centro con sus sectores, lácteos, sojero, maicero, triguero, exportaría por US$40.000 millones pero no consume más del 10% de la mano de obra total argentina. Los US$4.000 millones que exportan las economías regionales están consumiendo un 6% de la mano de obra.

En este marco, el Congreso trabaja para unificar todos los proyectos presentados por los Diputados y aprobar una ley de etiquetado con el consenso de todos los actores políticos, económicos y sociales.