-

-

Tragedia en el bar en San Miguel: los tres chicos están graves pero "estables"

12 de octubre de 2020

Los jóvenes se encuentran internados en un hospital tras la explosión que provocó la muerte de Lucía. El dueño del local y la moza fueron imputados.

El fogonazo en la cervecería Zar de San Miguel, le causó a la adolescente Lucía Costa Osores quemaduras en el 40% del cuerpo y las vías respiratorias, por las que fue trasladada a un hospital local y luego derivada al Instituto del Quemado, donde murió de un infarto. Además, ocho chicos resultaron heridos y tres se encuentran internados en grave estado.

"Luchi se fue arrastrando hasta la entrada de esta puerta donde se quedó pegada 20 minutos hasta que vinieron ayudarla. El dueño no vino, ni los empleados, vinieron amigos ayudarla y se quemaron ellas mismas", contó Octavio, amigo de la víctima en diálogo con C5N y agregó: "Los chicos están graves pero estables".

incendio boliche amigo luci

El joven reveló además que el artefacto que se incendió no estaba en el lugar antes de la pandemia. "Ese centro de mesa de fuego lo pusieron ahora y no sé cómo se le ocurrió ponerlo cuando tenemos alcohol siempre en los brazos, es un acto tan egoísta. Es un adorno absurdo y estúpido que no estaba diseñado para nada en especial", aseguró.

Octavio también desmintió la versión del dueño del local que aseguró que los jóvenes estaban jugando con el artefacto."No es cierto que los chicos estaban jugando para prenderlo", dijo y aseguró que la moza no tiene la culpa de lo sucedido. "Esa chica vino para tratar de prenderlo sin estar capacitada, en parte tiene su culpa, pero no la totalidad porque no estaba capacitada para eso. Le tiró alcohol al mechero con con la llama encendida", detalló.

san miguel chica muerta2.jpg

Las imágenes fueron registradas por las cámaras de seguridad del bar y confirman que la tragedia se produjo dentro del establecimiento. Muestran a Lucía y a su grupo de amigos sentados alrededor de una larga mesa ubicada el centro del salón cuando, de un momento a otro, la empleada se aproxima con el bidón en sus manos.

A continuación, se observa cómo la mujer inclina el recipiente para recargar la llama del adorno que se encuentra en el medio de la mesa. Es entonces cuando, casi instantáneamente, se produce el fogonazo que alcanzó a la víctima de 18 años y a varios de los jóvenes que se encontraban a su alrededor.

Temas