La Suprema Corte bonaerense resolverá sobre el pedido de Jorge Macri para habilitar las clases presenciales

Política

El intendente de Vicente López sigue los pasos de Rodríguez Larreta e intenta desconocer el DNU que suspendió las clases temporales por dos semanas.

El juzgado en lo civil y comercial de San Isidro N°12 se declaró este martes incompetente en el marco del amparo que presentó el intendente de Vicente López, Jorge Macri (Juntos por el Cambio) para habilitar las clases presenciales, al considerar que los conflictos que se suscitan entre los municipios y la gobernación exceden a los juzgados ordinarios y son de competencia de la Suprema Corte bonaerense.

Macri interpuso una acción y solicitó la invalidez e inconstitucionalidad del decreto presidencial que suspendió las clases presenciales durante dos semanas en un intento por reducir la circulación y así morigerar el avance de la segunda ola de contagios de coronavirus Covid-19 que amenaza con desbordar el sistema sanitario del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

“Considerando que en razón de lo dispuesto por los arts. 160, 161 inc. 2 y 196 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires los conflictos que se susciten entre una Municipalidad y el Gobierno de la Provincia son ajenos al conocimiento de los jueces ordinarios, me declaro incompetente para entender en estas actuaciones. Notifíquese al accionante de modo urgente y remítase del mismo modo a la Secretaría de Juicios originarios de la Suprema Corte”, señala la resolución del juzgado de San Isidro.

En tanto la Corte Suprema de Justicia de la Nación deberá resolver el pedido de Horacio Rodríguez Larreta para que se habiliten las clases presenciales contra lo dispuesto por el Gobierno nacional.

Dejá tu comentario