Pablo Micheli confirmó que convocarán a un nuevo paro nacional

Política

El titular de la CTA opositora aseguró que, aunque aún no se fijó la fecha, será a fines de abril o comienzos de mayo. Auguró un aumento en la conflictividad social.

El titular de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) opositora, Pablo Micheli, confirmó este jueves que "ante la ausencia de respuestas a todos los temas que venimos planteando desde el año pasado, seguro que vamos a un paro nacional".

Micheli y el titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, ya habían adelantado días atrás que presentaron un petitorio de 13 puntos al gobierno nacional y que, de no obtener respuesta, volverán a lanzar un paro nacional con movilización a la Plaza de Mayo para fines de abril.

En declaraciones radiales, el titular de la facción más alejada del gobierno nacional de la CTA aseguró en este sentido que, aunque aun no está definida la fecha exacta para la protesta, "oscila entre finales de abril y principios de mayo".

"Existe un situación de conflictividad muy alta" en las bases sindicales, señaló Micheli y recalcó que "los trabajadores bonaerenses están de paro y no encuentran respuesta. Se ve en la Provincia pero en realidad en el Chaco los docentes llevan más de diez días y en Neuquén llevan más de quince días de paro. Hay una situación de conflictividad muy alta y se avecina después de Semana Santa un horizonte conflictivo mucho mayor".

El martes pasado los gremios estatales de la CGT y de la CTA opositoras confluyeron en la creación de la Coordinadora Nacional de Gremios Estatales (Congres). El objetivo, explicaron fuentes de la CTA que responde a Micheli a minutouno.com, "es alcanzar la unidad en la acción" aunque descartaron de plano que se trate de un acuerdo orgánico.

La Coordinadora reclamó la apertura "inmediata de paritarias sin techo ni condicionamientos; respeto a la representación paritaria plural; salarios justos; condiciones laborales dignas; derecho a la carrera profesional y apertura de paritarias sectoriales". También demandaron "estabilidad en el empleo público y eliminación del trabajo precarizado; aplicación irrestricta del salario mínimo, vital y móvil para el personal de los Estados nacional, provinciales y municipales; eliminación de los impuestos al empleo y actualización y universalización de las asignaciones familiares".

"Esta agenda mínima, aunque no concluyente; necesaria pero no suficiente, es la invitación a la acción", puntualizaron y ene se marco anunciaron la decisión de convocar a un nuevo paro nacional y movilización a la Plaza de Mayo en caso de no obtener una respuesta por parte del gobierno nacional.

Dejá tu comentario