Crecen los rumores sobre la salida de Giustozzi del massismo

Política

El hasta ahora jefe del bloque de diputados del Frente Renovador debe definir entre la disputa provincial y el riesgo en su municipio, donde el kirchnerismo podría arrebatarle el mando.

El malestar del ex intendente de Almirante Brown viene de larga data: desde la incorporación de Francisco de Narváez -y aún antes con los intentos por seducir a Martín Insaurralde- sintió que su figura no tenía el peso que, considera, merece. Las versiones de las últimas horas indican que habría pedido a Sergio Massa una definición para ser el único candidato a la gobernación bonaerense de su espacio.

El pedido parece difícil de concretarse. El massismo tiene la intención de aglutinar a De Narváez y a Mónica López -que en 2011 fueron en fórmula conjunta por la Provincia- y que todos ellos disputen la candidatura. Giustozzi no quiere saber nada: teme perder y, para peor, que su alfil municipal ceda el territorio propio a manos del kirchnerismo.

El dilema se completa, precisamente, con la presión del Frente Para la Victoria. El sciolismo y el randazzismo pusieron un candidato cada uno en las tierras de Giustozzi y, por lo bajo, negocian con él para que vayan en interna conjunta con Daniel Bolettieri.

De esa forma, Giustozzi -que tiene buena relación con Randazzo desde que fueran funcionarios provinciales de Felipe Solá- podría retener el Municipio, aunque debería resignar su aspiración provincial.

Así las cosas, parece que la definición depende de la respuesta de Massa: si desiste de nombrar a su primer aliado como el único candidato, es probable que el de Almirante Brown se baje y vuelva al redil del Frente Para la Victoria.

Dejá tu comentario