El Gobierno, contra la posición del PRO sobre el conflicto que Chile intenta revivir: "Deja de lado los intereses de la Patria"

Política

En un comunicado, el PRO propuso que ambas Cancillerías se reúnan e inicien una etapa de diálogo que "permitan zanjar las diferencias existentes".

El canciller Felipe Solá cuestionó este martes al PRO por su postura con respecto al conflicto con Chile y aseguró que "reniegan de nuestros derechos dejando de lado los intereses de la Patria".

Solá Mercosur.jpg

"El PRO ha puesto en un plano de igualdad el reconocimiento de la ONU de los derechos argentinos sobre el mar austral con una decisión unilateral expresada en un decreto presidencial de Chile. Reniegan de nuestros derechos dejando de lado los intereses de la Patria. Sin palabras", escribió el canciller en su cuenta de Twitter.

Embed

Los dichos del canciller son tras el comunicado que emitió la Secretaría de Relaciones Internacionales del PRO en el que propuso que ambas Cancillerías se reúnan e inicien una etapa de diálogo que "permitan zanjar las diferencias existentes".

El partido pidió "que comuniquen lo acordado al CPLC así como a otras autoridades pertinentes de la ONU, mostrando la capacidad de entendimiento entre las dos naciones".

"En los últimos 30 años, Argentina y Chile han podido resolver pacíficamente más de 25 diferendos fronterizos a lo largo de 5.000 kilómetros, que habían producido graves tensiones durante más de un siglo. Con ese mismo espíritu, no podemos retrotraernos a los tiempos de desconfianza recíproca", concluye el texto que lleva la firma de la presienta del PRO, Patricia Bullrich.

¿En qué consiste el conflicto que Chile pretende revivir con la Argentina?

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció la intención de su país de apropiarse de un sector de la plataforma continental argentina, reviviendo las tensiones entre los países que habían sido selladas con el acuerdo de paz de 1984.

Piñera, que termina su mandato en marzo próximo, pretende reclamar ante la ONU una supuesta soberanía chilena sobre un territorio de 5.000 kilómetros cuadrados, la llamada medialuna, que Argentina incluye en su plataforma y de un sector del espacio marítimo que forma parte del Patrimonio Común de la Humanidad de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

Específicamente, Chile pretende proyectar su plataforma continental al este del meridiano 67º 16´ 0, contradiciendo el Tratado de Paz y Amistad firmado con Argentina en 1984, como solución al conflicto territorial por el canal de Beagle.

Históricamente, Argentina propuso que debajo de las islas que quedan al sur del canal Beagle se trace una línea recta hacia el sur. Así, las aguas del océano Atlántico quedan bajo soberanía argentina, mientras que las del Pacífico bajo soberanía chilena, todo ello bajo los principios bioceánicos de diferentes tratados internacionales, recordó France 24.

La medialuna de 5.000 kilómetros cuadrados fue incluida en la plataforma continental argentina que votó por unanimidad el Congreso nacional y que luego fue ratificada por las Naciones Unidas sin la objeción de Chile en 2009.

La decisión de Piñera implica cuestionar esa aprobación doce años después en la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU. El gobierno chileno alega que ese principio bioceánico no existe y por ello actualizó su Carta Náutica sumando 200 millas más hacia el este del límite continental.

Cabe recordar que el Tratado de Paz y Amistad de 1984, firmado bajo la mediación del Vaticano y el papa Juan Pablo II, fijó los límites entre Chile y Argentina desde el canal Beagle hasta el pasaje de Drake.

Dejá tu comentario