Hasta en el oficialismo le pegan a Moreno y a los índices del INDEC

Política

NA
Por NA
El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, volvió a ser blanco de duras críticas por la "manipulación" de las estadísticas del INDEC sobre la inflación, pero en esta oportunidad se sumaron sugestivamente a los cuestionamientos algunas voces cercanas al propio Gobierno.

Así, dirigentes de la Unión Industrial, la CGT y el Banco Provincia alertaron que la influencia de Moreno en el INDEC le hace "daño" a Cristina Kirchner, mientras que el jefe del bloque de diputados oficialistas, Agustín Rossi, dijo que al organismo estadístico hay que inyectarle una "dosis de credibilidad".

La difusión de un costo de vida de apenas 0,4 por ciento en julio, y de una baja del 0,8 en los alimentos, fue la gota que faltaba para rebasar el vaso de paciencia de referentes de distintos sectores, pero en especial los tenedores de títulos de deuda.

Es que el costo de vida oficial afecta el rendimiento de los papeles que se ajustan por coeficiente CER, y cada punto de inflación menos representa intereses perdidos por unos 600 millones de dólares.

En este escenario el presidente del Banco Provincia de Buenos Aires, Guillermo Francos, advirtió que Moreno "le quita seriedad a un Gobierno que está haciendo las cosas bien".

"Creo que Moreno le está haciendo daño a la Presidenta. Nadie lo tiene en cuenta, pero aparece siempre. Creo que le quita seriedad a un Gobierno que está haciendo las cosas bien", sostuvo el funcionario del Gobierno de Daniel Scioli.

Francos señaló que "es cierto que Moreno depende del ministro de Economía (Carlos Fernández) y él de la Presidenta, por lo que la decisión sobre Moreno es de la Presidenta".

Francos expresó que "el tema del INDEC cansa" y que "la economía argentina está sufriendo cimbronazos" que relacionó con que "no fue gratuita la crisis del campo".

Desde la CGT, el secretario general adjunto, Juan Belén, aseguró que las mediciones de inflación que realiza el INDEC "son un problema que ojalá el Gobierno pueda superar".

Según el sindicalista -que el lunes había advertido sobre un "desmadre" de la inflación-, la Argentina "necesita estadísticas oficiales para que podamos manejarnos en todos los órdenes. Aquí, la única verdad es la realidad, que es cuando uno va al supermercado".

Dessde el campo empresario, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Lascurain, consideró que las "dudas" que generan las estadísticas del INDEC "no son beneficiosas para la sociedad".

"En la medida en que cada vez que el INDEC difunda un número y se lo ponga en duda, no es beneficioso para toda la sociedad", señaló el empresario y dirigente industrial.

Lascurain indicó también que los reclamos de aumento salarial por encima de las estadísticas oficiales de inflación "implican un reconocimiento de un valor superior" al que informa el INDEC sobre el índice de costo de vida.

Dejá tu comentario