La Justicia quiere saber de dónde salieron 26 millones de pesos

Política

Ese dinero estaba depositado en cuentas relacionadas a Fariña y a Elaskar y que fueron denunciadas como sospechosas por distintas entidades bancarias.

El juez federal Sebastián Casanello avanza con la causa por supuesto lavado de dinero en la que están imputados y con pedido de indagatoria de la fiscalía Leonardo Fariña y Federico Elaskar, y ordenó una serie de medidas que se suman a los allanamientos realizados anoche en distintas oficinas de Puerto Madero y en los domicilios de los dos acusados. 

El magistrado investiga, por ejemplo, el origen de algo más de 11 millones de pesos depositados en cuentas relacionadas con Fariña y Elaskar, las cuales fueron denunciadas como sospechosas por distintas entidades bancarias y financieras.

El hermetismo en el cuarto piso de los tribunales de Retiro, donde se encuentra el despacho de Casanello, es total, y en el juzgado se encuentra personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), que anoche estuvo a cargo de los allanamientos ordenados por el juez. Poco y nada dejan trascender del resultado de los allanamientos hasta el momento.

Fuentes de la investigación informaron que el juez libró una serie de oficios a distintos organismos relacionados con cuentas bancarias y datos de los imputados y sociedades vinculadas a la sospechada financiera SGI para determinar la ruta del dinero.

En tanto, se conocieron los detalles de los Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) que aportó la Unidad de Información Financiera al juzgado, relacionados a cuentas cuyos depósitos suman 11.036.000 pesos cuyo origen intentará determinar el magistrado.

Se trata de reportes del Banco Santander Río de 2010 sobre una cuenta de Elaskar por 660 mil pesos; otro del Banco Supervielle de 2010 de una cuenta, también del imputado, de 460 mil pesos; otro del Banco Central de la República Argentina sobre "SGI Argentina", que era de Elaskar, por un  periodo de 4 meses de 2010, por 15 millones de pesos.

También respecto de Elaskar, un reporte de la compañía de seguros "La Holando Sudamericana"  por un intento de operación por 13 mil pesos y otro intento de una firma, "Vanquish Capital Group", por 33 mil pesos, de 2011.

Por otra parte, se aportó un reporte del Standard Bank de 2011 acerca de Mario Acevedo Fernández, una persona vinculada al financista, por 90 mil dólares.

Además, consta en la causa un reporte del Banco Hipotecario de 2011 de SGI y de Gustavo César Fernández por una suma cercana a los 4 millones de pesos; otro reporte del Banco Central de la República Argentina de 2012, respecto de SGI, Don Francisco SRL, Agroganadera Los Toldos y otras sociedades que estarían vinculadas a Elaskar, por más de 4 millones y medio de pesos.

Respecto de Fariña, otro de los imputados en la causa, hay un reporte realizado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de 2011 por la compra de un Audi y un BMW por la suma de 650 mil pesos.

Anoche, el juez Casanello, que quedó a cargo de la investigación luego de un conflicto de competencia que se prolongó durante varios días, ordenó el allanamiento de las oficinas de SGI, y de los domicilios de Fariña y Elaskar.

Ayer, el fiscal Ramiro Gonzalez  pidió investigar movimientos sospechosos de dinero de otras 16 financieras y sociedades comerciales, por lo que se libraron oficios a la AFIP, la Inspección General de Justicia (IGJ), el Banco Nación y el Banco Central, entre otros organismos.

Elaskar había dicho en la entrevista difundida el domingo en el programa "Periodismo para Todos", del periodista Jorge Lanata, que debió vender la financiera investigada (SGI) a una sociedad cercana al kirchnerismo bajo extorsiones y amenazas de muerte, pero luego desmintió sus dichos.

En tanto, Fariña, esposo de la modelo Karina Jelinek, reveló en PPT que transfería millones de dólares no declarados del empresario Lázaro Báez a cuentas bancarias de sociedades off shore en paraísos fiscales, pero también dijo después que había sido un relato de ficción.

Temas

Dejá tu comentario