La Legislatura de la Ciudad aprobó el Presupuesto 2023 con déficit cero, una inversión en Educación que crece y sin aumento de impuestos

Política

El vicepresidente primero de la Legislatura, Emmanuel Ferrario, consiguió mantener la unidad de los 33 legisladores del bloque y aprobar el presupuesto que presenta un resultado con Déficit Cero, Educación creciendo al 20% del total y sin aumento de impuestos.

Con 33 votos a favor, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó el Presupuesto para el próximo año, el cual presenta como principales variables que no tiene aumento de impuestos ni creación de nuevos tributos, muestra una recuperación del nivel de inversión, un crecimiento de la partida destinada a Educación y una fuerte baja del peso de la deuda en el presupuesto total.

El proyecto aprobado contó con el consenso de los 32 legisladores de los diferentes bloques que integran Juntos por el Cambio en la Legislatura y el apoyo del legislador de Consenso Federal. Las negociaciones fueron conducidas por Emmanuel Ferrario, Vicepresidente 1°, a cargo de la presidencia del legislativo y la coordinación entre los bloques.

"Logramos algo muy importante en la sesión de hoy. Con la aprobación del presupuesto estamos llevando certezas a los porteños sobre las prioridades del Gobierno: la educación, la salud, la seguridad. Estamos llevando soluciones a los problemas de la gente”, expresó Ferrario.

El Vicepresidente 1° explicó también que “este presupuesto aprobado es el ejemplo de la importancia del consenso, porque es la suma de las miradas de todo Juntos por el Cambio. Dialogamos y alcanzamos acuerdos con todos los bloques para llegar al mejor proyecto posible. Así, la Ciudad ya tiene su presupuesto para el año que viene y los recursos necesarios para seguir adelante con la gestión".

Sobre el Presupuesto 2023

El presupuesto 2023 estima un Resultado Económico Primario superavitario de $420.176 millones, ya que se estiman por Ingresos Corrientes $2 billones 156.597 millones, en tanto que por Gasto Corriente Primario se proyectan $1 billón 736.421 millones.

Por su parte, el Resultado Primario también se estima superavitario en $97.892 millones, por lo que se estima un Resultado Financiero equilibrado, es decir con Déficit Cero.

En cuanto a los recursos para el próximo año, ascenderán a $2 billones 164.001 millones, correspondiendo $2 billones 156.596 millones a los recursos corrientes y $7.404 millones a los de capital. En cuanto a los ingresos tributarios, se calculan en $1 billón 941.787 millones, de los cuales los ingresos tributarios propios alcanzarán $1 billón 695.713 millones, en tanto que por los recursos provenientes de la Coparticipación Federal se estiman $246.074 millones.

Por el lado del gasto, para el año 2023 se estima un total de $2 billones 154.964 millones, siendo el gasto primario de $2 billones 66.109 millones. Los gastos corrientes ascienden a $1 billón 825.276 millones, en tanto que el gasto de capital será de $329.688 millones.

En cuanto al gasto por finalidad y función, los Servicios Sociales es la finalidad que mayor participación presenta, con el 63% del gasto total y con una partida presupuestaria de $1 billón 357.037 millones. En este sentido, la función Educación es una de las grandes prioridades y la que presenta la mayor participación en el presupuesto, con el 20% del total y un crédito de $431.860 millones.

Por su parte, Salud representa el 16,5% del total del presupuesto. Tiene asignado para 2023 un crédito de $355.145 millones, en tanto que Promoción y Acción Social representa el 10,4%, con una partida de $223.253 millones.

Con respecto a los Servicios de la Deuda, esta finalidad muestra un presupuesto asignado de $89.454 millones, representando el 4,2% del total del gasto, bajando así un 30% el peso de los intereses de la deuda en el presupuesto total, ya que para el corriente año será del 6%.

La Ciudad lleva adelante una activa política de incentivos fiscales que tiene por objeto fomentar y potenciar el desarrollo económico y productivo. En ese sentido, en el 2023 se mantendrán vigentes los incentivos a los distritos económicos y a los sectores estratégicos con alta empleabilidad.

Estos incentivos fiscales a estos sectores que hoy emplean a 33.000 personas en más de 885 empresas significarán un esfuerzo fiscal de $ 25.700 millones.

Sumado a esto, desde el 2018 la Ciudad viene implementando una reducción en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos a distintos sectores productivos. A través de la implementación del Consenso Fiscal 2017, la Ciudad redujo la carga tributaria de este impuesto sobre sectores claves como, por ejemplo, la construcción, la industria manufacturera y las actividades primarias, entre otras.

Este beneficio significará otro importante esfuerzo fiscal para la Ciudad en el 2023, con una proyección de $ 94.500 millones.

Dejá tu comentario