Pepín Simón: El primer prófugo del macrismo

Política

El operador preferido del expresidente de la Nación no quiere volver al país para no ir preso. Se espera el pedido de extradición.

Para tratar de evitar una indagatoria por asociación ilícita, el operador macrista Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, solicitó este lunes asilo como "refugiado político en Uruguay".

La Justicia investiga una asociación ilícita para perseguir al Grupo Indalo y sus accionista Cristóbal López y Fabián De Sousa, en la que Pepín es uno de los principales involucrados.

En la causa, que inició durante el gobierno de Cambiemos el empresario De Sousa, están Mauricio Macri, Alberto Abad, Mario Quintana, Guillermo Dietrich, José Torello, entre otros.

"Yo denuncié lo que sufrimos desde enero de 2016 en marzo de 2019, en pleno gobierno de Mauricio Macri, no es que ahora denunciamos", afirmó el empresario Fabián De Sousa.

"Por suerte, hubo juezas valientes, como la doctora María Servini y la doctora Verónica Straccia, que frente a a los reclamos del parte del Poder Ejecutivo Nacional y la Mesa Judicial que comandaba Mauricio Macri con varios funcionarios de su gabinete y otros que representaban al Estado nacional en compañías importantes, como YPF -por Pepín Rodríguez Simón-, se animaron a iniciar proceso de investigación previo al resultado electoral de agosto y octubre de 2019", agregó.

Pepín, figura clave de la Mesa Judicial M, es investigado por apretar, extorsionar y hostigar a los principales accionistas del Grupo Indalo y también a sus familias. Ahora van a solicitar su extradición de Uruguay.

"Quiero contarles que solicité asilo como refugiado político en Uruguay", comienza contando en una carta dada a conocer este lunes Pepín. Y luego agrega: "Esto implica que no voy a volver a la Argentina".

El operador macrista demostró no tener palabra porque hace no muchos días confirmó que estaba en Uruguay y le avisó a la Justicia que volvería recién en mayo.

Pepín huyó a Uruguay antes de que la jueza María Servini le prohibiera la salida del país, en la causa en la que se investiga una asociación ilícita que habría hostigado y perseguido a los accionistas del Grupo indalo.

El abogado de Rodríguez Simón había presentado un escrito en el cual le comunicaba a la jueza que estaba en Uruguay y que volvería a la Argentina recién el 15 de mayo, según un pasaje que adjuntó. Pero finalmente no cumplirá ni con lo que firmó ni con su palabra, porque su intención es seguir escondido en Uruguay.

La señal de noticias C5N había revelado que el abogado macrista salió del país el 8 de diciembre pasado y que está en Punta del Este desde esa época, información que fue confirmada en el escrito presentado ante la Justicia.

Rodríguez Simón fue citado a indagatoria para mayo, pero ante riesgos concretos, los abogados Carlos Beraldi y Ary Rubén Llernovoy, que representan al querellante Fabián de Sousa, pidieron la cautelar para que se prohíba la salida del país.

La magistrada hizo lugar al pedido y basó su decisión en la “existencia de un riesgo concreto de parte del imputado, no sólo de poder sustraerse del accionar de la justicia, basado en los contactos que tiene en los distintos estamentos de poder, y el arraigo en el exterior del país, sino también su intento de entorpecer en su momento el trámite de este expediente”.

En la misma resolución, la jueza requirió a la Directora Nacional de Migraciones que, “a la mayor brevedad posible, remita todos los movimientos migratorios de Fabián Rodríguez Simón” entre el 06 de agosto de 2020 a la actualidad.

Las dudas que tenía la jueza de la causa estaban más que sustentadas al punto de que Pepín se transformó en el primer prófugo macrista.

En la causa consta que “Pepín Rodríguez Simón hablaba en nombre de Mauricio Macri directamente, por lo cual, la situación del expresidente también podría complicarse.

Dejá tu comentario