Reapareció "Pepín" Rodríguez Simón, intentó una defensa pero expuso una contradicción que ratifica sospechas

Política

El operador judicial del macrismo contestó desde Uruguay vía Twitter y admitió haber participado de reuniones con empresarios del juego tal como sospecha la Justicia. Eludió referirse a sus llamados y confirmó un rol difuso como "asesor".

Sin todavía estar a derecho –por que continúa en Uruguay pese a la prohibición de salir del país dictada por la justicia argentina- reapareció Fabián “Pepín” Rodríguez Simón para ensayar una suerte de defensa de su rol en el Gobierno de Mauricio Macri, y por el que fue acusado de ser el principal operador judicial y de haber conducido maniobras ilegales desde la " Mesa Judicial M".

Vía Twitter intentó legitimar su injerencia en el comienzo de las reuniones con empresarios del juego que derivaron en una denuncia de amenazas y “aprietes” que la jueza María servini dio por acreditadas, y en respuesta a los señalamientos de uno de los accionistas del Grupo Indalo, Fabián De Sousa. Sin embargo, la alusión de “Pepín” para justificar que un diputado del Parlasur interviniera en asuntos ajenos a su competencia terminó por corroborar que la mayoría de las acciones investigadas habían sido realizadas de manera informal, sin aval funcional para tomar parte en casos judiciales, lo que motivó su llamado a indagatoria para el 28 de mayo debido al entrecruzamiento de sus llamados.

Adicionalmente, su defensa virtual fue replicada por el empresario Cristóbal López -cuyos socios fueron amenazados por Rodríguez Simón- y por el interventor de YCRT y ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, el primero en detectar la aparición pública de “Pepín”, que salió de su ostracismo.

Embed

Hola Pepín, vos no actuaste ni operaste. Vos apretaste, amenazaste y extorsionaste gente en nombre de Mauricio Macri. Te creíste impune porque tenías a Macri y (el CEO de Clarín, Héctor) Magnetto por detrás pero la gente se dio cuenta y perdieron en primera vuelta”, respondió López.

Mis ex socios tuvieron que aceptar un acuerdo por imposición de ustedes. Nos inventaron denuncias en los tribunales con los que jugaban al paddle. Nos allanaron empresas del Grupo Indalo y nos amenazaron con la cárcel”, continuó el empresario arrobando a Rodríguez Simón. “Espero –dijo dirigiéndose al operador que hoy está complicado en la justicia- que puedas dormir tranquilo a la noche, sabiendo que, a la larga, la impunidad se termina”, completó.

Rodríguez Simón está acusado de ser el cerebro detrás de varias operaciones judiciales en casos de interés durante el macrismo y será indagado a fines de mayo. Mientras tanto, permanece en Uruguay y solo notificó a la jueza que volverá el 15 de mayo, vía Buquebus.

En la noche del domingo, “Pepín” –cuyos principales aliados dentro de Cambiemos comenzaron a dispersarse luego de que se conociera el tenor de sus llamados- buscó contraatacar para mejorar su situación: “Actuar para que los operadores del juego paguen impuestos como cualquier contribuyente no fue perseguir a nadie Sr De Souza (sic). No pagar Ingresos Brutos era un alarde de impunidad. La CABA a la que representé regularizó la situación de sus socios. Su problema con la AFIP fue otro”, indicó “Pepín” adjuntando una resolución del gobierno porteño con su nombramiento “ad honorem” para ser “asesor en políticas públicas y acciones de gobierno”.

Embed

Es que Rodríguez Simón concurría a reuniones donde la propia AGIP –la agencia recaudatoria de la Ciudad- sospechaba que no debía participar dado que era, en los papeles, un simple Parladiputado. Así fue que se decidió “crear” un rol para “Pepín” con una asesoría ad honorem. El principal problema para quien hoy está prófugo es justificar por qué esas reuniones derivaron en aprietes y cómo demostrar, tras las acciones que llevó adelante el Gobierno de Macri, que el objetivo central era desguazar el Grupo Indalo. Federico de Achaval y Ricardo Benedicto –socios de López- lo ratificaron en ese momento ante escribano público. Servini dio por probados esos hechos.

Embed

En este movimiento, Rodríguez Simón mostró sus cartas: piensa escudarse en esa designación y desentenderse del resto de los hechos por los cuales será indagado, apunta a cuestionar el informe de la Dajudeco para evitar responder por contactos judiciales de más alta escala y piensa descargar en la AFIP la responsabilidad de haber embestido contra Indalo, mostrándose ajeno.

Fiel a su estilo, Fernández fue menos sutil: “Pero mirá quien apareció… ¿El tipo pretende hacernos creer que un organismo institucional (como Loterías) necesitaba de él, que no tenía la más p… experiencia en derecho tributario local? Siga, siga que va derecho a Ezeiza!”, apuntó Fernández.

Embed

Pero a las horas, agregó más datos: Pepín Rodríguez Simón y (Mario) Quintana citaron el 23 de junio de 2016 en Casa Rosada a Federico de Achaval para apretarlo por la suba del impuesto a los ingresos brutos en el tema juego”, inició un hilo. “Pepín resultó ser un apretador multi jurisdicción porque, representaba teóricamente al gobierno nacional, pero como el mamerto de Macri había firmado el 3 de junio, el traspaso a CABA, el manejo de los juegos de azar, etc, los teóricos beneficios a obtener ya no serían para Ministerio de Desarrollo Social ergo, todo el país, sino exclusivamente para CABA. Achaval aclaró que iría a la Corte Suprema de Justicia, a lo que Pepín respondió: la Corte hará lo que digamos que tiene que hacer. Pepín, muchas las mierdas a tapar. No lo olvides, recordalo camino a Ezeiza”, lanzó Fernández en relación a lo que podría ser una prisión preventiva para el operador judicial, que para la justicia alberga peligros procesales.

En su primer intento, Rodríguez Simón quedó descolocado por la contradicción en la que él mismo ingresó.

Embed

Dejá tu comentario