Ordenaron el entrecruzamiento de llamadas de Pepín Simón

Política

La medida la ordenó la jueza María Eugenia Capuchetti tras el pedido del fiscal de la causa.

La Jueza María Eugenia Capuchetti ordenó el entrecruzamiento de llamados telefónicos del prófugo operador judicial del macrismo Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, en el marco de la investigación de una mesa judicial que presionó a la ex procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó hasta forzarla a presentar su renuncia.

La medida había sido pedida por el fiscal federal Franco Picardi, quien tiene delegada la investigación de la “mesa judicial” que presionaba a jueces y fiscales y en la que están imputados Mauricio Macri y parte de su gabinete.

La justicia ya solicitó los registros completos de ingresos y egresos a la Casa de Gobierno, la quinta de Olivos y la sede de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) entre 2016 y 2017 del prófugo en Uruguay, y un informe detallado de los números telefónicos que utilizó durante la gestión de Cambiemos. También todas las llamadas y mensajes que cruzó en las fechas previas a los hitos de persecución a Gils Carbó.

Se trata de la causa que comenzó con la denuncia que había hecho la camarista de Casación Penal Ana María Figueroa, a la que luego se sumaron como víctimas Gils Carbó, y otros magistrados como las juezas Martina Forns, Marcela Pérez Pardo, los jueces Eduardo Farah, Alejo Ramos Padilla y Eduardo Freiler. También varios jueces laborales como Enrique Arias Gibert, Luis Raffaghelli, entre otros.

La justicia apunta a “Pepín” Simón tras la declaración del fiscal federal Gabriel de Vedia, quien le pidió al operador judicial de Mauricio Macri que el Gobierno cesara la persecución contra la entonces procuradora. En su declaración testimonial, De Vedia explicó que a esa solicitud Rodríguez Simón le contestó que sólo cesaría esa actitud ante la renuncia de la funcionaria. Y que, en caso contrario, la gestión de Cambiemos pondría en prisión “a las hijas y a ella”. Un mes después Gils Carbó renunció a la Procuración.

El fiscal Picardi había requerido todas las entradas y salidas de “Pepín” a la Rosada y a Olivos entre 2016 y 2017 con “registros de fechas, horarios, autorizaciones de ingreso, motivos, a quién/quienes visitó, tiempo de permanencia y acompañantes”.

También pidió informar todos los ingresos y salidas a ambas sedes de gobierno, Casa de Gobierno o Casa Rosada y Quinta Presidencial de Olivos- los días que registre ingreso Fabián Rodríguez Simón, correspondientes al mencionado período 2016 y 2017” para establecer con quién o quiénes se reunió el operador judicial de Macri.

Además solicitó a la oficina de escuchas de la Corte (Dajudeco) establecer “todos aquellos abonados telefónicos que haya registrado Fabián Rodríguez Simón a su nombre, desde diciembre de 2015 a diciembre de 2019”.

Luego obtener “el registro digital de llamadas y mensajes entrantes y salientes” los diez días previos a hitos. Entre esos hitos están la presentación de cada pedido de juicio político contra la exprocuradora.

También la publicación en el diario Clarín del teléfono personal de una de las hijas de Gils Carbó.

Tras el pedido fiscal, la jueza ordenó el “entrecruzamiento tendiente a establecer los números telefónicos que establecieron comunicación, con mayor frecuencia, con Rodríguez Simón” y sobre esas líneas determinar la titularidad y la información sobre eventuales equipos encriptados.

Embed

Dejá tu comentario