La Cámara le concedió a Jaime la eximición de prisión

Política

A pedido de la defensa, los jueces de feria Jorge Ballestero y Eduardo Freiler aceptaron otorgarle al ex secretario de Transporte la exención y dejará de estar prófugo, con pedido de captura internacional.

La Cámara Federal porteña le otorgó la eximición de prisión al ex  secretario de Transporte Ricardo Jaime, quien se encontraba prófugo (con una orden de captura internacional en su contra) y no se presentaría ante la Justicia hasta que el tribunal de alzada definiera su situación.

Para la Cámara, si la decisión de Bonadío "no va acompañada de un dato específico y concreto que autorice a presumir que existen fuertes probabilidades de que la persona vaya a realizar algún obrar que ponga en riesgo el futuro auspicioso de la causa o que impliquen su elusión de los influjos del poder coercitivo del Estado, la razón no es tal, sino un simple acto de arbitrariedad".

"No se advierten factores que de modo razonable presagien un peligro para los fines del proceso", indicaron los camaristas Eduardo Freiler y Jorge Ballestero en la resolución favorable a Jaime, en la que destacaron que el ex funcionario siempre estuvo a derecho.

Además criticaron la decisión de Bonadío al considerar que es el mismo magistrado que tiene imputado a Jaime en la causa por la tragedia ferroviaria de Once, y que "por sucesos que en su esencia son en extremo mucho más graves que los investigados en esta causa" no se le dictó la prisión preventiva.

"La falta de motivos valederos para cercenar la libertad de una persona torna en injustificadas, gratuitas y, por tanto, en arbitrarias la decisión que así la dispone como a la medida llamada a ejecutarla", enfatizaron los jueces.

De esta manera, la Cámara accedió al pedido de la defensa de Jaime que sostuvo que la prisión preventiva dictada por Bonadío es injustificada y arbitraria  porque "siempre estuvo a derecho" y, con permiso del magistrado, "salió del país cuatro veces del país, y volvió".    

Días atrás, Bonadio procesó a Jaime, entre otros imputados como al sindicalista José Pedraza, detenido por el homicidio de Mariano Ferreyra, por una millonaria defraudación al Estado Nacional a través del pago de sobreprecios en obras para el ferrocarril "Belgrano Cargas" en Tucumán.

De todas maneras, Jaime estaría complicado porque tiene vigencia del pedido de captura del tribunal de Córdoba.

La sala de feria no resolverá  en cambio sobre el fondo de la cuestión, esto es el procesamiento que dictó el juez Bonadío, que sería analizado luego del receso invernal por la sala de origen del caso del Belgrano Cargas, que es la Sala I.

Sobre Jaime pesa una orden de detención de la justicia de Córdoba, donde a partir del 30 de julio iba a ser juzgado por el delito de destrucción de prueba. Además fue declarado en rebeldía, y está imputado en una veintena de causas.

El ex funcionario está muy cerca de ser sometido a juicio en la causa por la tragedia ferroviaria de Once que ya está en manos del tribunal oral federal 2, y además será citado a indagatoria próximamente por el delito de enriquecimiento ilícito en el caso que lleva adelante el juez federal Sebastián Casanello.


Dejá tu comentario