Plataforma continental: el Senado aprobó un proyecto para rechazar el intento de Chile

Política

El proyecto aprobado este miércoles califica a la norma como una "violación al Tratado de Paz y Amistad celebrado con la Argentina en 1984".

El Senado de la Nación aprobó este miércoles un proyecto de Declaración para expresar su “más enérgico rechazo” a la “pretensión del Gobierno de la República de Chile de extender su plataforma continental” por sobre aguas territoriales de la República Argentina a través de un decreto firmado el 27 de agosto pasado por el presidente chileno, Agustín Piñera.

El proyecto también califica a la norma como una “violación al Tratado de Paz y Amistad celebrado con la Argentina en 1984” que desconoce “la demarcación del límite exterior de la plataforma continental” de conformidad con “la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”.

Los senadores ratifican “su más firme respaldo al trabajo realizado por el Estado Argentino a través de la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA), el cual se ajusta” al tratado firmado entre los presidentes Raúl Alfonsín y Augusto Pinochet en 1984.

El tratado fue “reflejado en la Ley Nacional 27.557, aprobada por unanimidad en ambas Cámaras del Congreso de la Nación el 4 de agosto de 2020 y promulgada por el Poder ejecutivo el 24 de agosto del mismo año”.

Del mismo modo, la iniciativa también rechaza “el intento de apropiación por parte de Chile de una extensa área de los fondos marinos y oceánicos, espacio que forma parte del Patrimonio Común de la Humanidad de conformidad con la Convemar y del Tratado de Paz y Amistad”.

Finalmente, reafirma su “adhesión a lo expresado por la Cancillería Argentina en respuesta a la pretensión del Gobierno de Chile en cuanto a que la misma no es aceptable para la República Argentina y plantea una situación que corresponderá resolver a través del diálogo en defensa de los derechos argentinos, de acuerdo a la hermandad de nuestros pueblos y el derecho internacional”.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara alta, el oficialista puntano Adolfo Rodríguez Saá, calificó a la decisión de Piñera como “inconsulta y violatoria de los tratados internacionales”, y afirmó: “Nos sorprende enormemente el decreto del presidente de Chile. La pretensión chilena no es aceptable para la República Argentina porque plantea una cuestión que debe ser resuelta a través del diálogo”.

A su turno, el radical mendocino Julio Cobos aseveró que el presidente chileno “pretende corregir con su decreto un punto que no estaba incluido en el Tratado de Paz con Chile”, y sentenció: “La pretensión de su decreto es extender hacia el este, pretendiendo incorporar a su soberanía cinco mil kilómetros cuadrados de nuestra soberanía y 25 mil kilómetros cuadrados que son patrimonio de la humanidad”.

Temas

Dejá tu comentario