Giustozzi, un referente histórico del massismo se fue del Frente Renovador

Política

Darío Giustozzi, intendente en uso de licencia de Almirante Brown y uno de los fundadores del Frente Renovador, decidió dejar el espacio después de recibir presuntos "maltratos". De inmediato, el massismo salió a criticarlo por su falta de compromiso partidario e incluso Graciela Camaño anunció que lo sacarán del bloque de Diputados este lunes.

"Estoy decepcionado por tantos errores y contradicciones. Es una situación que me apena. El Frente Renovador involucionó, se desnaturalizó, perdió su esencia original, su fuerza renovadora, su frescura. Tuvimos cambios para mal. Y hay algunas circunstancias que lo agravan, como la falta de una organización nacional. Se nota, se ha expresado de manera contundente por las enormes carencias que tenemos en distintos lugares y porque el FR, en lugar de crecer, se achicó. Tenemos opciones que tienen más que ver con el pasado que con el futuro. Esto lo han advertido tantos que se fueron yendo. Y otros que iban a venir y no vinieron. Se han ido decepcionados. Yo siento que la casa que construimos perdió alegría, encanto... y quiero agregar: en el massismo hay algunos personajes nocivos, perversos y con influencia creciente y que hacen que yo no puedo estar un minuto más en un espacio así. El cinismo y la hipocresía no las tolero. Prefiero el ostracismo político antes que perder mi dignidad", afirmó Giustozzi en una entrevista con el diario Clarín.

El diputado también apuntó fuertemente contra Sergio Massa y habló de maltratos: "Esto, que era una dupla, tuvo tantos actores desilusionados como yo. Se constituyó una atmósfera de maltrato. Con todos las cosas que me han pasado en la vida no acepto el maltrato. Hay muchas miserias".

Sin embargo, más allá de su alejamiento del Frente Renovador, deslizó que mantendría su candidatura a gobernador de la provincia de Buenos Aires en principio como independiente ya que no tiene una definición de alianzas. "Tengo un espacio provincial y, número más o número menos, las encuestas me dan una intención de un millón de votos. Tengo concejales, varios legisladores y vamos a construir. Lo que no tengo es definición de alianzas. No estamos decidiendo ir a ningún otro lado que no sea a nuestra propia construcción. No elijo el camino que hubiera deseado".

"Siempre he sido una persona con muy buen diálogo con todos, con el oficialismo y con la oposición. Hay cosas que se pueden reconocer del Gobierno, por eso formamos parte en su momento y también tengo críticas. Y a la vez destaco cosas que se han hecho en el gobierno de Macri, donde tengo amigos. Lo importante es buscar desde donde uno puede aportar más. Lo evidente que no podemos ir corriendo todos delante de alguien que no tiene experiencia. Y que por eso se cometen tantos errores", agregó.

En este sentido, insistió en la "falta de experiencia" de su reciente socio político: "Yo creo que a Sergio le ha faltado experiencia y eso genera desconfianza. A eso se suman las desconfianzas derivadas por el mal clima interno que se vive a veces. Hoy no parecemos ser renovación. Queríamos dirigentes jóvenes, con experiencia de gestión, innovadores, de distinta procedencia. Pero los que tomaron volumen interno ganaron y perjudicaron al propio Sergio".

"Hice planteos sinceros por la positiva y algunos terminaron con actitudes de maltrato innecesario. Yo ayudé mucho a Sergio en función de su candidatura presidencial. Vine con muchos legisladores, con concejales, con intención de voto a gobernador y con un distrito de más de 600 mil habitantes. Yo vine a poner y otros directamente a buscar. Son los que perdieron por aplastamiento una elección. Aunque De Narváez es un tema menor", continuó.

Consultado, finalmente, acerca de si la candidatura de De Narváez había sido el detonante de su salida, este lo desmintió. "No. Lo de De Narváez es absolutamente menor por más que conmigo no hicieron lo que, por ejemplo, hizo Macri con sus candidatos. El resultado electoral de De Narvaez fue lo que fue... Lo que sí digo es que hemos facilitado el crecimiento de otras fuerzas. Yo no logré convencerlos de los errores que fuimos cometiendo. Y siento que hay estrategias paralelas. Es como si al mismo tiempo se van ajustando las acciones políticas a prueba y error. Ante eso, tengo la responsabilidad de decir: no podemos gobernar un país en estas condiciones".

La respuesta de los intendentes massistas


El Intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre se refirió a la tirante relación de Darío Giustozzi con el resto de los jefes comunales que integran el Frente Renovador: "El Frente Renovador ha madurado, ahora llegó el momento de separar el trigo de la cizaña. Cuando la meta está cerca, se ve clarito quién trabaja para la gente y quién para su propio beneficio". Y aclaró: "Darío nunca pudo superar este dilema, no entendió que el verdadero motor del Frente Renovador es trabajar por el bien común. Su prioridad fue siempre su propia candidatura, y cuando llegó el momento de las definiciones, el resto de los intendentes no le consentimos el capricho de ser candidato único a gobernador o nada".

Luego, destacó:"No quiso participar de una interna porque no se animó a dejar que la gente lo eligiera. El temor a las urnas da claras muestras de que Giustozzi se quedó en la vieja política".

‎Asimismo, el intendente de Olavarría y referente del FR en la Séptima Sección, José Eseverri afirmó: "Los intendentes lo veíamos venir porque es un chico con complejo de inferioridad‎. En lugar de recorrer la Provincia hace un año que está como bola sin manija. Sin apoyos políticos más que el de 10 asesores de vestuario y un cuerpo de maquillaje. Al ver que los intendentes decidimos rechazar su extorsión de ser único candidato por dedazo, Giustozzi se corrió".

‎"Cuando días atrás los Intendentes anunciábamos la expulsión de Cariglino de nuestro espacio, sabíamos de la existencia de otros dirigentes que por distintos motivos no entendían cual era el mensaje que quiere trasmitir el Frente Renovador. Lo que dijimos los intendentes respecto a las miserias de la política no era solo un mensaje para Cariglino y se ve que Giustozzi lo aceptó", refirió Eseverri, y afirmó: "Los intendentes no le aceptamos a Giustozzi la extorsión que nos planteo de ser gobernador único.‎ No formamos este espacio para conformarnos con carguitos".



Temas

Dejá tu comentario