Continúa el debate sobre proyecto integral contra la violencia institucional en Diputados

Política

Estuvieron presentes las madres de Facundo Astudillo Castro, de Franco Isorni y de Blas Correa. El diputado del PRO, Fernando Iglesias, abandonó la reunión.

Un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados continuó hoy con el análisis del proyecto integral contra la violencia institucional, que busca "prevenir y erradicar" estos actos por parte de las fuerzas policiales, de seguridad y servicios penitenciarios, con la presencia de familiares de víctimas de esos hechos.

Se trató de la cuarta reunión informativa de las comisiones de Seguridad Interior, que preside Paula Penacca (Frente de Todos), y de Derechos Humanos, a cargo de Hugo Yasky (Frente de Todos), que contó con la presencia de madres del Dolor, funcionarios y expertos en la materia.

El desesperado pedido de Madres del Dolor

En la oportunidad, la madre de Facundo Astudillo Castro, Cristina Castro, reclamó por la falta de cumplimiento de las leyes existentes para castigar a los responsables de la muerte de su hijo, cuyo cadáver fue hallado tres meses y medio después en un cangrejal de General Daniel Cerri, en Bahía Blanca y aún no hay detenidos por el hecho.

Asimismo, Patricia Isorni, mama de Franco, hizo referencia al "encubrimiento por parte de las fuerzas policiales de Santiago del Estero" y recordó que fue asesinado en agosto de 2020 y todavía no hay responsables.

También, la madre de Blas Correa, María Soledad Laciar, expuso la situación en la que fue asesinado su hijo el 6 de agosto 2020 en Córdoba, quien recibió un tiro tras un control policial en la provincia.

Fernando Iglesias abandonó el debate

Por su parte, el Defensor del Pueblo de la Ciudad, Alejandro Amor, puso de relieve que "sólo el año pasado se hicieron más de 100 denuncias por violencia institucional de la Ciudad y en este año se realizaron 4 denuncias penales por violencia institucional" y dijo que si bien las leyes están cuestionó el modelo de actuación de las fuerzas de seguridad ciudadana.

A su turno, la Defensora General de la Nación, Stella Maris Martínez, dijo que la violencia institucional "es un problema que no está suficientemente visibilizado" aunque planteó que tiene "defectos técnicos", entre los que mencionó la ausencia de "protección a las víctimas que denuncian y a sus familiares", al afirmar que "se dan contextos para que ocurran represalias".

Por su parte, la ex subsecretaria de Participación Comunitaria del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Marta Arriola, sostuvo que "buena parte de estos desmanes, de estos delitos podrían ser abordados de manera integral desde los Ejecutivos".

Al término de las exposiciones y de las preguntas de los diputados, Penacca sostuvo que "no hay reparación absoluta de esto y esta ley tampoco va a ser la reparación definitiva: somos conscientes de eso pero va a haber más herramientas para prevenir la violencia institucional", al afirmar que "tiene que ser un compromiso transversal a las políticas y a los gobiernos".

"Se llega a esto por decisión política de nuestro bloque, de nuestro gobierno", aseveró Penacca, quien instó a "no instalar violencia de ningún tipo", sobre todo en cuestiones políticas.

Yasky, presidente de la comisión de Derechos Humanos, destacó que "los testimonios nos ponen frente al rostro de la violencia institucional, la importancia de los ciudadanos de a pie frente al ejercicio de esa violencia y la imperiosa necesidad que tenemos de sancionar esta ley".

Mientras exponía Yasky, el diputado del PRO, Fernando Iglesias, pidió una moción para solicitar una interrupción, pero Penacca, que presidía el encuentro, no se la otorgó porque era el turno para que las madres del dolor respondieran a las inquietudes de los diputados, tras lo cual el legislador cuestionó la decisión de la presidenta de la comisión y se desconectó de la reunión.

Ante esa tensa situación, las madres que estaban presentes de manera virtual como la mayoría de los legisladores lamentaron esa intervención del diputado del PRO y una de ellas, la madre de Blas Correa, dijo que sintió "que nuestra presencia importaba poco", se lamentó con la voz entrecortada.

¿Qué plantea el proyecto contra la violencia institucional?

El proyecto integral para erradicar la violencia institucional fue presentado en diciembre por Penacca, Yasky y el legislador y dirigente del Movimiento Evita (Frente de Todos) Leonardo Grosso.

La iniciativa establece pautas de acción frente a las denuncias "con el propósito de que la recepción de las mismas se realice a través de un mecanismo transparente y eficaz".

Asimismo, el texto incluye un programa de reentrenamiento y formación con una perspectiva transversal de derechos humanos para las fuerzas de seguridad.

La iniciativa también establece principios básicos sobre el empleo de armas letales y no letales cumpliendo con los estándares internacionales.

Dejá tu comentario