Un hombre murió por la picadura de una araña de rincón: denuncian mala praxis

Sociedad

La familia denuncia "el mal accionar y la negligencia del personal de salud tanto el HDI como del hospital de Pacheco".

Un hombre de 52 años, identificado como Gustavo Occelli, falleció producto de la picadura de una araña de rincón. Según el relato de sus hijas, no fue bien atendido y eso causó el deceso de la victima.

Gustavo no tenia antecedente de enfermedades y "comenzó a sentirse mal, tenía fiebre, nunca se dio cuenta de que lo había picado una araña", relató una de sus hijas.

El martes 6 de septiembre se presentaron en la guardia del Hospital de Diagnóstico Inmediato (HDI) de Benavidez, allí le advirtieron que podría haber sido picado por una araña y le suministraron un antibiótico. Como no presentaba mejoría y decidieron llevarlo al Hospital de Pacheco, pero no lo quisieron atender: le dijeron tenía que esperar que le haga efecto el antibiótico.

Gustavo seguía mal, su mujer y sus hijas veían que empeoraba: "Se sentía muy mal a la media noche lo llevaron nuevamente a la guardia del hospital de Pacheco, mi mamá le cuenta lo sucedido al hombre que estaba en ventanilla, pero se niega a brindarle la atención excusándose que mi papá ya tenía un tratamiento indicado y que debía esperar 5 días para que el antibiótico actúe", relató la hija.

araña del rincon.jpg

La esposa de Gustavo, reclamo mediante, logró que lo atendieran. Le dieron "ibuprofeno y una inyección intramuscular de penicilina para que vuelva a su casa". Pasaron unos días y la salud de la victima se agravó. Se desmayo e inmediatamente comienza con vómitos y sangrado.

Un paro cardiorrespiratorio terminó con la vida de Gustavo Ocelli. En el hospital, el medico de guardia les informó que la muerte fue a causa de una picadura de una araña venenosa que había causó una necrosis en su mano y la posterior falla multiorgánica que derivó en su muerte.

La "araña de rincón" no provoca dolor al inocular su veneno, tiene una enzima que puede destruir ciertas proteínas de la piel y los glóbulos rojos. Dentro de las primeras horas aparece una lesión cuyo centro es de color negro y la periferia de tono azulado, actúa rápidamente en todos los órganos y una demora en su diagnóstico deriva en el deceso del paciente.

Embed

Temas

Dejá tu comentario