Habló el abogado del policía que le disparó a Chano: "Él no quería lastimar a nadie"

Sociedad

Fernando Soto, defensor de Facundo Nahuel Amendolara, el policía que le disparó al músico, dio detalles de la imputación: "Si no se defendía, lo apuñalaba".

El oficial subayudante Facundo Nahuel Amendolara se presentó este viernes por la mañana en la fiscalía junto a su abogado, el doctor Fernando Soto, tras quedar formalmente imputado por dispararle a Chano Charpentier mientras el músico transitaba un brote psicótico producto de sus adicciones.

No pudimos ver el expediente de la fiscalía, lo vamos a ver ahora”, informó Soto tras aclarar que el policía imputado no iba a dar declaraciones ante la prensa.

"Él obró como tiene que obrar, con los elementos y la instrucción que tiene la Policía. La ley de Salud establece que, antes de intervenir la policía, deben convocar al personal de salud, que no actuó porque llamaron a la policía. ¿Cómo reducen los médicos a una persona que puede estar armada? Era la única opción. Encima no tienen sustitutivo de armas de fuego, si hubieran tenido una pistola taser, Chano no hubiera tenido ninguna herida. Pero no la tienen, no se las dan, solo tienen lo que les da el Estado nacional y provincial", sostuvo Soto ante los medios.

El abogado explicó que “el fiscal lo está notificando formalmente de una imputación, lo que no quiere decir que le de una calificación, sino que está imputado, cosa que ya sucedía por las pericias. Nos citaron para esto”.

Pedimos ver el expediente y participar en las pruebas, por ejemplo, en la balística”, indicó Soto.

chano

“Vamos a poner un perito de parte porque es importante. Apareció la remera, lo que indica que no había un protocolo de protección de la prueba, entonces no hay seguridad de la intangibilidad de la prueba y con la mejor buena fe, no desconfiamos de una alteración intencional, pero pudo haberse perdido prueba o deteriorado, y ahora va a ser difícil de encontrar, pero confiamos que va a haber”, explicó el abogado sobre la situación de los elementos.

Detalló, además, que “en el momento que (el policía) estaba evitando que Chano lo ataque, estaba a una distancia de dos metros o menos”.

En cuanto a los elementos fundamentales que tomarán en cuenta para determinar si hubo o no legítima defensa por parte del policía, el abogado explicó que en el lugar del hecho “había tres ambulancias psiquiáticas que no quisieron acercarse por la peligrosidad”, por lo que es clave “la declaración de los médicos”.

A esto se le sumará “los antecedentes de la reacción de Chano, que no es reprochable, él es víctima de su padecimiento; y lo que vieron los demás, el psiquiatra, la mamá, la pareja de la mamá y los otros policías”.

“Él es un policía que está preocupado, afligido por lo que está pasando, no quería lastimar a nadie, no tuvo más remedio que obrar, encima con una actividad prolija. Estaba a cargo como principal de la Comisaría, fue igual para ayudar a sus compañeros. No sabía que era Chano, no sabía de lo que se trataba, estaba por ascender, por dar cursos él mismo como docente. Ahora tiene una causa por delante. Lo prudente es esperar”, sostuvo el abogado sobre su defendido.

Facundo Nahuel Amendolara
Facundo Nahuel Amendolara, el policía que le disparó a Chano Charpentier

Facundo Nahuel Amendolara, el policía que le disparó a Chano Charpentier

En cuanto al accionar de la policía, aclaró que “sabían que había un incidente por una internación psiquiátrica porque llamó la guardia por pedido de los médicos”. Y en ese sentido criticó: “Tenemos una ley de salud que tiene diez años con pautas que no se cumplieron y que hace que los médicos psiquiátricos no puedan internar preventivamente a una persona”.

chano

El abogado, además, detalló que “cuando llegaron hablaron durante una hora para persuadirlo de que sea atendido por los médicos, la madre le pedía insistentemente que entren y ellos no querían. Hablaron por teléfono hasta que él se fue a la cocina y vieron que fue hacia un cajón, el ruido de los cubiertos y que algo se guardaba en el bolsillo”.

Los estaba insultando y amenazando con matar a todos desde adentro de la causa”, reiteró en concordancia a lo que declararon los testigos.

La policía de Buenos Aires no tiene protocolo sobre esto como no tiene protocolo para atacantes de arma blanca, como existe en otros países como Chile, Uruguay y Estados Unidos. Solo tiene las normas de la Policía Federal y del Código de conducta de la ONU”, mencionó Soto sobre el accionar de Amendolara.

Y aseguró: "Chano se abalanzó contra él (por Amendolara). Él fue caminando para atrás diciéndola 'alto policía' con el arma en la mano y cuando Chano estaba a menos de dos metros le dispara, Chano se desploma. Esperó hasta último momento para defenderse y si no se defendía, lo apuñalaba", sostuvo el abogado.

"Una persona que, según informaron los psiquiatras no era un mero caso de excitación psicomotriz sino un cuadro psicótico. El psicótico pierde total contacto con la realidad, es decir, mata a cualquiera y no le podemos reprochar porque ni sabe lo que hace. Entonces, en una situación así, los médicos, ni aunque estuvieran en un sanatorio podrían reducir a alguien armado, sí si está desarmado", detalló sobre la situación.

Embed

Dejá tu comentario