La Suprema Corte bonaerense rechazó reclamos por clases presenciales

Sociedad

El amparo fue presentado por un abogado de San Isidro vinculado al PRO.

La Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires rechazó un reclamo que presentaron padres de niñas que asisten a un colegio de San Isidro para retomar las clases presenciales en distritos bonaerenses donde se dictan de manera virtual.

El amparo fue presentado por el abogado Diego Isabella en representación de padres de dos niñas, contra los decretos del Poder Ejecutivo Nacional y contra las decisiones del gobernador Axel Kicillof, por las que se adhirió a la educación de manera virtual ante el incremento de contagios de COVID-19.

El alto tribunal provincial consideró “inviable” el reclamo, al sostener que el planteo no es de su competencia originaria.

El letrado reclamante, vinculado al PRO, sostuvo que la decisión del Gobierno nacional no estaba fundada en datos epidemiológicos concretos sino en estadísticas genéricas.

Sostuvo que la decisión viola la autonomía de la provincia e invocó el fallo de la Corte Suprema de la Nación que avaló la postura de Horacio Rodriguez Larreta.

Los jueces de la corte bonaerense Luis Genoud, Daniel Soria, Sergio Torres e Hilda Kogan, resolvieron que la Suprema Corte no es el tribunal originario para tratar el amparo, y que debe ser presentado siguiendo los carriles naturales en primera instancia.

Varios municipios ya se presentaron a la justicia pidiendo por las clases presenciales como el de Vicente Lopez.

La Corte bonaerense había rechazado el 26 de abril una medida cautelar y ahora desestimó el amparo.

En su resolución, los jueces explicaron que la demanda es contra una decisión federal, del gobierno nacional y que por lo tanto no tiene competencia originaria para intervenir.

Es inviable promover en esta sede, como núcleo argumental de la acción, el cuestionamiento a una disposición federal”, dice la Suprema Corte.

Dejá tu comentario