Priapismo, la secuela del coronavirus que afecta la sexualidad de los hombres

Sociedad

Un estudio científico reveló esta afección, llamada priapismo, que sufren algunos hombres tras infectarse con el SARS-CoV-2.

Un estudio científico reveló una nueva secuela del coronavirus que afecta a algunos hombres: erecciones de más de cuatro horas de duración, según el artículo publicado por la revista The American Journal of Emergency Medicine.

Se trata del priapismo, una afección que se produce cuando la sangre queda atrapada en el pene, la cual no está relacionada con la estimulación sexual.

El cuerpo del pene permanece rígido, pero la punta (glande) está blanda y el dolor es progresivo, según explicaron los expertos, que citaron el caso de un hombre de 69 años que ha sufrido priapismo isquémico tras infectarse con el SARS-CoV-2.

El estudio hace hincapié en que la infección por Covid-19 se asocia con frecuencia a complicaciones tromboembólicas, y por eso se describe el diagnóstico y manejo del priapismo como una complicación tromboembólica de un paciente con coronavirus complicado con el síndrome de distrés respiratorio del adulto (SDRA).

El caso mencionado en el artículo, el paciente fue ingresado en el hospital por Covid-19, donde tuvo que ser sedado e intubado. Cuando los enfermeros lo movieron en distintas posiciones para que circulara mejor el oxígeno, una de las enfermeras notó la erección.

A pesar de que los médicos le colocaron compresas de hielo, la erección persistió durante las siguientes tres horas por lo que le suministraron diferentes medicamentos y lograron bajar la inflamación.

Con los días el cuadro respiratorio del paciente se complicó y finalmente murió. “Sin embargo, no experimentó más complicaciones tromboembólicas y el priapismo no volvió a aparecer”, explicaron en el estudio.

Las complicaciones tromboembólicas son frecuentes en pacientes con coronavirus. En un estudio con 3.334 pacientes en la ciudad de Nueva York se observó una tasa de trombosis del 16%, 29,4% en pacientes de UCI, utilizando prácticas de detección de rutina.