"No tener pacientes con Covid-19 es como si Messi hubiera ganado la Copa del Mundo"

Sociedad

Un médico de la terapia intensiva del Sanatorio Güemes contó en primera persona la felicidad del personal por la ausencia de casos de Covid-19 en es centro.

"Espere 556 días para escribir este tweet. Hoy tengo cero pacientes #COVID activo en la terapia intensiva que más pacientes atendió en CABA (privados). El equipo de la UCI del Sanatorio Güemes se merece todo y más", expresó el Dr. Diego Pereyra este lunes en Twitter.

Con sus palabras el médico festejó no sólo la ausencia de casos activos de coronavirus "en la terapia intensiva que más pacientes atendió" en el sector de medicina privada de la Ciudad de Buenos Aires, sino también el hecho de que no haya habido decesos por Covid-19 en las últimas 24 horas.

https://twitter.com/drpereyra/status/1442524915660382208

En diálogo con el programa "Argenzuela", por Radio 10, Pereyra explicó que "el hospital Güemes es un monstruo, tiene muchísimas camas y muchos empleados trabajando con incertidumbre durante la pandemia" de coronavirus en Argentina.

"Hicimos la cuenta desde que empezó la cuarentena estricta y pasaron 500 días para poder dar de alta al ultimo paciente con Covid-19", expresó el médico especialista en Terapia Intensiva.

De hecho, el personal del Sanatorio Güemes -así como de muchos otros centros médicos- tuvo que lamentar decesos por Covid-19 entre sus propios integrantes y Pereyra aseguró que "no hay ningún compañero que no haya llorado con todo lo que paso durante la pandemia".

"Para nosotros el no tener pacientes es como si Messi hubiera ganado la Copa del Mundo", agregó.

"A veces nos daba bronca los colegas que hablaban en medios de comunicación sin saber lo que realmente pasaba en los hospitales. Nosotros desde la terapia intensiva sacamos a un montón de gente que salió adelante, fue un laburo tremendo, no se lo deseo a nadie", aseguró Pereyra, que saborea el impasse mientras avanza la campaña de vacunación contra el coronavirus.

"La vacuna funciona", sentenció Pereyra, y agregó: "hay que terminar con la teoría de las anti vacunas. No importa cual (marca) sea, hay que vacunarse para salvar la vida de uno y de nuestro entorno".

El médico reforzó la idea de "lograr que se rompa la barrera del 70% de la población con las dos dosis para poder generar la inmunidad de rebaño", al menos antes de que se produzca una nueva ola de contagios masivos por coronavurus, cuando "se esta hablando que en noviembre o diciembre sería el tercer pico con la variante delta".

"Lamentablemente hemos perdido compañeros y familiares, por eso este festejo con sabor agridulce se lo queremos dedicar a todo el personal de salud", convino.

Dejá tu comentario