San Juan: murió por covid una maestra de 42 años

Sociedad

Bety tenía dos hijos y acababa de mudarse con su familia a una casa que había construido por sus propios medios. Falleció a la semana de ser diagnosticada.

Una maestra de 42 años murió por Covid-19 el fin de semana pasado apenas una semana después de que le confirmaran el diagnóstico. La mujer acababa de mudarse con su marido e hijos a su propia casa en el departamento de San Martín, al este de la ciudad de San Juan, y había empezado los trámites para jubilarse.

"Lo de ella siempre fue una lucha", dijo a Diario de Cuyo Natalia, la hermana de Susana Beatriz Romero, la maestra que murió por coronavirus el domingo pasado en el Hospital Marcial Quiroga de San Juan.

El principal obstáculo de la docente era su salud, ya que era diabética y un problema en el tobillo la obligó a adelantar su jubilación "que esperaba que saliera en diciembre", como apuntó su hermana.

La diabetes convirtió a Bety en una paciente de riesgo frente al coronavirus porque el 5 de mayo pasado tuvieron que operarla de un ojo ya que "le dijeron que si no se operaba podía quedar ciega", según recordó Natalia. La intervención fue exitosa, pero los eventos se desarrollaron rápidamente a partir de ese momento.

"Ese día fui a verla a su casita. Estaba bien, pero dolorida. El viernes volví a verla, estaba en una reposera y se sentía mejor", contó Natalia. Para el sábado 9 de mayo empezó con una fiebre y el domingo ya sentía dolor en el cuerpo.

"El lunes le hicieron el test que dio positivo. Le hicieron una placa de tórax y no salió bien, ya le faltaba el oxígeno. Ese mismo día la internaron en el Marcial Quiroga", recordó su hermana.

Los pulmones y riñones de Bety comenzaron a fallar. "Nos pidieron que le lleváramos un teléfono y un camisón, pero cuando mi hermana, la única que no se contagió, fue el día siguiente a llevarle las cosas, le informaron que estaba en Terapia, en coma e intubada", recordó Natalia.

Bety y su marido se habían mudado en enero de 2021 a la casa que habían construido en el departamento de San Martín, donde la docente era muy querida y reconocida por su labor educativa. La pareja tiene dos hijos, una nena de 13 años y un varón, de 9.

Al domingo siguiente de ser confirmada como paciente con coronavirus los médicos informaron a la familia sobre una "leve mejoría" de Bety, pero el día terminó con la noticia de su muerte por un paro cardiorespiratorio.

"Bety era una excelente maestra, era una excelente persona, era la segunda madre de mis hijos, le decían 'mama'. Esto es muy triste", expresó Natalia.

De los seis hermanos, sólo una esquivó hasta el momento el Covid-19. El resto sigue aislado hasta obtener el alta, a la espera de poder visitar la tumba de Bety en el cementerio 9 de Julio.

Dejá tu comentario