Vecinos quisieron linchar a un preso beneficiado con prisión domiciliaria al llegar a su casa en Esquel

Sociedad

Vecinos atacaron la casa donde se iba a alojar Pablo César Sommaruga y el hombre no pudo obtener el beneficio.

Un grupo de vecinos atacó el domicilio en donde iba a ser alojado Pablo César Sommaruga, quien había sido beneficiado con la prisión domiciliaria en el barrio Vepam de Esquel, en la provincia de Chubut. El hecho fue de extrema violencia, incluyó un enfrentamiento con la Policía y terminó con el hombre alojado nuevamente en la Unidad N° 14, en donde cumple su condena.

Sommaruga integraba “La banda de los patovicas”, un grupo de secuestradores que se hizo famoso en 2002 en Buenos Aires luego de que le cortaran el dedo meñique a una de sus víctimas. Cuando los vecinos que se enteraron a través de las redes sociales de que iba a estar alojado en una vivienda del barrio Vepam, decidieron esperarlo en la vereda y lo agredieron verbal y físicamente, según informó el portal de noticias Red 43.

La cantidad de efectivos policiales no fue suficiente para controlar la situación en primera instancia. Los policías recibieron agresiones y minutos después, hubo hasta disparos de escopeta. En el medio del desconcierto generalizado y fue trasladado nuevamente a la Unidad N°14.

preso Esquel beneficiado con prisión domiciliaria

Había sido beneficiado hace pocos días por un fallo del Juzgado Nacional de Ejecución Penal N° 1 que conduce el juez José Pérez Arias, que dispuso la prisión domiciliaria extraordinaria debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Sommaruga integraba la banda que 2002 secuestró al joven Ariel Strajman, hijo de un conocido joyero. El caso se hizo de impacto público porque durante el cautiverio quemaron a Strajman con cigarrillos, lo maltrataron por ser judío -según quedó expresado en el juicio- y para negociar un rescate mayor le cortaron un dedo meñique y se lo enviaron a su padre.

La banda estaba integrada por los hermanos Adrián y Pablo Sommaruga, el padre de ambos, la mujer del padre y un medio hermano de los “patovicas”, entre otros. Los Sommaruga eran de Villa Urquiza, en la Ciudad de Buenos Aires, y todos fueron condenados por el secuestro. Algunos a penas bajas y otros a penas altas de acuerdo al grado de participación en el delito.

Sommaruga detenido en la U-14 de Esquel recibió una pena de 16 años y medio pero se le unificó la condena con otro delito y por eso debía completar 18 años en la cárcel.