Catamarca: un joven mató a su novia y se drogó para quitarse la vida

Sociedad

La victima fue encontrada en la casa de su pareja, quien no logró quitarse la vida y quedó detenido. Tiene antecedentes penales por violencia y portación de armas de fuego.

Una joven de 29 años fue encontrada muerta y su cadáver envuelto en una frazada dentro de una vivienda de la capital de Catamarca, donde además fue hallado inconsciente el novio de la víctima, quien quedó detenido por el presunto femicidio.

El hecho ocurrió el domingo pasado cerca de las 2 de la madrugada en una casa del barrio 32 Viviendas Sur de la capital catamarqueña, donde fue encontrado el cadáver de Débora Jesús Barros, de 28 años.

Según las fuentes, todo comenzó cuando la hermana del novio de Barros, llamado Javier Salcedo, de 37 años, se dirigió a la vivienda porque su hermano no contestaba los mensajes que le enviaba.

Para ingresar, la mujer forzó la puerta de ingreso y encontró a su hermano en estado de inconsciencia en el living, por lo que inmediatamente llamó al Same y concurrió una ambulancia.

Los médicos determinaron que el hombre se hallaba con signos vitales, por lo que decidieron trasladarlo de urgencia a un hospital de la zona.

Posteriormente, la hermana del joven ingresó a una de las habitaciones de la vivienda a buscar ropa, se encontró con el cuerpo de Barros envuelto en una frazada y dio aviso a la policía. Intervino la Fiscalía de Instrucción Penal de Cuarta Nominación, a cargo del Ezequiel Walther, y a la División Homicidios de la Policía de la Provincia.

Las fuentes explicaron que efectivos de la división criminalística hallaron en la vivienda una nota de Salcedo, pero no dieron a conocer detalles del texto.

Finalmente, el fiscal Ezequiel Walther, mientras se encuentra a la espera de los resultados de pericias complementarias para definir oficialmente el como "femicidio", ordenó la detención de Salcedo, quien quiso quitarse la vida ingiriendo un cóctel de estupefacientes y fármacos que lo mantuvieron inconsciente hasta la llegada de su hermana, quien le salvó la vida y a la vez lo dejó a las puertas de un proceso penal con una condena establecida ya de por vida.

Violento

Salcedo fue condenado en 2011 a la pena de 2 años y 6 meses de prisión por el delito de portación ilegal de armas de guerra. En aquel momento había sido su propia abuela quien denunció que su nieto había comprado el revólver porque temía que sucediera una tragedia. El joven se había separado de su novia y había prometido matarla. Sin embargo, y aunque la denuncia por violencia de género también se concretó, la Justicia sólo lo condenó por el delito “más grave” y a la denunciante le ofrecieron un resarcimiento económico que no aceptó.

Según se pudo determinar, el detenido se había separado de su última novia, con quien convivía en la vivienda donde se perpetró el homicidio, hacía poco más de un mes. Los padres de la joven, habían logrado llevársela al departamento Belén, de donde es oriunda, para poder sacarla del círculo de violencia al que estaba expuesta.

Dejá tu comentario