Femicidio de Lucía Pérez: uno de los acusados pidió su libertad

Sociedad

Juan Pablo Offidani pidió su excarcelación por haber cumplido la mitad de su pena. Todavía no hay fecha para un nuevo juicio por el femicidio de la adolescente.

A los padres de Lucía Pérez les tomó casi dos años lograr que la Cámara de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires anulara el fallo en el que se absolvía a todos los acusados por el femicidio de su hija. Pero a mayo de 2021, y sin fecha para el nuevo juicio, uno de los hombres pidió su libertad al entender que se agotó el tiempo de su pena vigente, que es por comercializar drogas.

Juan Pablo Offidani formuló su pedido de libertad ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Mar del Plata con la explicación de que ya cumplió más de la mitad de la condena de ocho años que se le impuso por la venta de drogas, informó a Télam Verónica Heredia, abogada de Marta Montero, la madre de Lucía Pérez.

Offidani, de 45 años, había sido sentenciado igual que Matías Farías, de 26, por comercializar drogas a adolescentes en Mar del Plata y no por el femicidio de Lucía, de 16, a quien secuestraron y violaron en una casa de Mar del Plata el 8 de octubre de 2016.

El par luego abandonó el cuerpo de la joven en un centro médico y se fugó para no dar respuestas por lo ocurrido.

Eventualmente Offidani y Farías fueron capturados pero el TOC N°1 de Mar del Plata los absolvió por el femicidio de Lucía en un juicio que culminó en noviembre de 2018. En ese proceso también se exculpó del cargo de encubrimiento agravado a Alejandro Maciel, fallecido en 2020.

Sin la condena por femicidio pero con la mitad de la sentencia por comercialización de drogas cumplida, Offidani pidió su excarcelación y ahora los jueces del TOC 1, Juan Facundo Gómez Urso y Pablo Viñas, trasladaron la cuestión al juez de Ejecución 2 del departamento judicial de Mar del Plata, Juan Sebastián Galarreta, quien corrió vista al particular damnificado.

Galarreta deberá también sopesar el escrito presentado por la abogada de Marta Montero, quien consideró que al estar bajo sospecha de femicidio el acusado se puede fugar antes de que se lleve a cabo el nuevo juicio oral.

La familia de Lucía Pérez recusó a los jueces Gómez Urso y Viñas por considerar que ninguno puede intervenir en la causa porque fueron denunciados ante el Consejo de la Magistratura por negligencia, incumplimiento de los deberes de cargo y parcialidad manifiesta a raíz de su actuación en el primer juicio.

Heredia indicó que los magistrados ya rechazaron la recusación, por lo que ella apeló esa decisión ante el Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires.

La designación de un nuevo TOC para tramitar el segundo debate oral está suspendido hasta que la Suprema Corte de Justicia bonaerense resuelva las impugnaciones presentadas por las defensas de Farías y Offidani al fallo de Casación que el año pasado anuló la sentencia de primera instancia de noviembre de 2018.

En ese fallo también intervino el juez Aldo Carnevale, quien renunció para jubilarse antes de ser denunciado ante el Consejo de la Magistratura.

Durante el debate oral los jueces consideraron que no se pudo probar cuál fue la causa de la muerte de Lucía ni que haya sido abusada, por lo que absolvió a los tres acusados.

Pero en agosto de 2020 los jueces de la Sala 4 de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires anularon el fallo al entender que seguía "perpetuando estereotipos de género, decidiendo arbitrariamente y sin una derivación razonada de las constancias (aún considerando que las mismas sean deficientes), y sin una perspectiva de género" porque se analizó más la conducta de la adolescente que la de los dos adultos que la atacaron.

Dejá tu comentario