Prisión preventiva y embargo para los dos detenidos por el femicidio de Nancy Videla

Sociedad

Para el juez que entiende en la causa Damián Lezcano y su sobrino, Claudio Lezcano, fueron "coautores" del crimen y actuaron con "división de roles".

Los dos detenidos por el femicidio de Nancy Videla, la mujer que estuvo desaparecida una semana y fue hallada asesinada a golpes y sepultada en una vivienda de la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, fueron procesados con prisión preventiva.

Si bien la causa había sido girada a la justicia de Lomas de Zamora, volvió al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 1 que actuó desde el inicio de la desaparición, para que resuelva la situación procesal de Damián Lezcano Mendoza, de 70 años, y de su sobrino Claudio Andrés Lezcano, de 29, los únicos detenidos por el caso.

Para el juez Diego Javier Slupski en el expediente había elementos suficientes para dar por probado en esta etapa inicial de la investigación que en el femicidio de Videla, tío y sobrino actuaron bajo una “coautoría funcional” y con “división de roles”, es por esto que los imputó por el delito de “homicidio agravado por ensañamiento y por violencia de género” (femicidio), delito contemplado en los incisos 2do. y 11ro. del artículo 80 del Código Penal y que tiene como única pena la prisión perpetua. Además, el magistrado decidió embargar a cada uno de los imputados por cinco millones de pesos.

Femicidio de Nancy Videla.jpg
claudio lescano crimen nancy videla

Tras resolver la situación procesal de ambos Lezcano, el juez Slupski volvió a enviar la causa a la justicia de Lomas de Zamora, donde quedará a cargo del fiscal José Luis Juárez y del juzgado de Garantías 5, ya que se dio por probado que en ese partido del sur de conurbano se cometió el crimen.

Nancy desapareció el viernes 26 de noviembre por la tarde y quedó registrada por las cámaras saliendo del edificio de avenida Santa Fe 3770 de Palermo donde trabajaba como empleada y niñera en una casa de familia.

De allí, se tomó un colectivo hasta la estación ferroviaria de Constitución, donde un video la muestra cruzar el hall de la terminal a las 17.36 para abordar el tren de la línea Roca rumbo a la estación de Lanús.

En el centro de transbordo de Lanús, otra cámara la tomó, media hora después, a las 18.12, subiendo a un colectivo de la línea 283 ramal B, con rumbo hacia Villa Albertina, partido de Lomas de Zamora, donde vivía, pero nunca llegó.

La clave para esclarecer el caso fue un llamado anónimo al teléfono de emergencias 911 en el que una mujer alertaba que Nancy era amiga del dueño de una propiedad de Ingeniero Budge, quien solía prestarle dinero para que ella pagara el alquiler de su casa y que además creía que tenían una relación sentimental, lo que despertó las sospechas acerca del hombre, por parte de la propia denunciante.

El cadáver fue hallado la madrugada del 3 de diciembre bajo un contrapiso de una de las habitaciones que Lezcano Mendoza administraba en Bucarest al 2531 de Ingeniero Budge.

El resultado de la autopsia determinó que la mujer murió a raíz de un "traumatismo encéfalocraneano y fracturas de cráneo". Nancy sufrió 20 lesiones en el ataque: tres fracturas en su cabeza y otras 17 heridas en su cuerpo.

La madrugada del hallazgo, el administrador de ese inquilinato, Lezcano Mendoza quedó detenido como sospechoso de haber cometido un crimen en el marco de "una agresión sexual y por su condición de mujer", según le imputó la justicia, hecho por el que cuatro días más tarde también fue apresado como presunto coautor, su sobrino.

Embed

Dejá tu comentario