Fernando Báez Sosa: las 13 metas que su muerte no le dejó concretar

Sociedad

Luego de su partida, los padres del joven encontraron una carta en su habitación donde había escrito objetivos a cumplir durante 2020, año que inició con su asesinato.

Antes del crimen que sacudió al país entero, Fernando Báez Sosa había escrito una carta donde detallaba 13 objetivos de vida para cumplir durante el año 2020. Este escrito fue encontrado por sus padres en uno de los cajones de su habitación, luego de que el joven fuese asesinado a golpes por un grupo de rugbiers a la salida del boliche Le Brique, en Villa Gesell.

Ese 18 de enero de 2020 cambiaría la historia para siempre: quedaron muchas metas sin cumplir para un joven entusiasta que tenía toda la vida por delante y que ese año iniciaría oficialmente la carrera de Derecho luego de aprobar el CBC en la Universidad de Buenos Aires.

Pese al dolor que marcó los últimos tres años de Silvino Báez y Graciela Sosa, padres del estudiante de abogacía, ellos decidieron revelar el interior de la carta que su hijo había dejado escondida en su dormitorio.

El primer deseo expresado a puño y letra por Fernando era "participar del proyecto solidario 'Servir', para colaborar con escuelas del Conurbano". En segundo y tercer lugar estaba el aspecto social de su vida: "afianzar mi grupo de amigos y mantenerlo" y "siempre ser como soy con todos".

Los siguientes tres objetivos tenían que ver con el área académica y laboral: "madurar con mi decisión universitaria"; "seguir trabajando"; y "seguir con la carrera y que me vaya bien".

Finalmente, el joven que sólo contaba con 18 años escribió las siguientes últimas siete metas: "viajar"; "aprender a concentrarme más"; "ahorrar"; "dejar el celular"; "apagar la computadora y la tele"; "estudiar"; y "participar de los viernes de caridad".

Sin lugar a dudas, cualquiera que leyera esa carta estaba leyendo mucho más que 13 objetivos de vida: esas palabras no hacían más que describir la nobleza, bondad y solidaridad de un joven lleno de esperanza y sueños, que ahora se han truncado por la violencia de un grupo de jóvenes que próximamente serán juzgados por un tribunal.

El próximo 30 o 31 de enero - aún está por definirse - se conocerá el veredicto para Máximo Thomsen, Ayrton Viollaz, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, y los tres Pertossi: Lucas, Ciro y Luciano, imputados por el crimen de Fernando bajo la carátula "homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas".

Dejá tu comentario