Estaban de fiesta, llegó la Policía y los corrieron a piedrazos

Sociedad

Fue en Bariloche. Un vecino llamó al 911 y alertó por una fiesta clandestina con más de 30 jóvenes que estaban con música a alto volumen. Uno de ellos fue detenido.

Un grupo de jóvenes realizó una fiesta clandestina en Bariloche y cuando llegó la policía los corrieron a piedrazos. Los efectivos tuvieron que efectuar disparos de arma de fuego al aire para alejar a los chicos. Un menor de edad fue demorado.

El hecho ocurrió en la madrugada de este domingo. La policía se acercó al lugar tras un llamado de un vecino al 911 que alertó a los agentes por una fiesta clandestina con numerosos participantes y música a alto volumen que se realizaba en una vivienda del barrio El Frutillar.

Cuando la policía llegó al lugar encontró a más de 30 jóvenes que participaban de la fiesta, quienes al percatarse de la presencia de los uniformados reaccionaron de manera violenta, arrojando piedras contra el patrullero.

Al ver los efectivos que la situación se estaba saliendo de control procedieron a replegarse y solicitar refuerzos, pero cuando observaron que los jóvenes se enfurecían cada vez más realizaron algunos disparos de escopeta al aire, con el fin de dispersarlos.

Embed

Los jóvenes emprendieron la huida por calle Coirón hacia la barda del barrio 400 viviendas, pero un menor, de 13 años de edad, fue capturado y puesto a disposición de la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia.

Según informó El Cordillerano, los vecinos habrían arrojado piedras a la vivienda donde se realizaba la fiesta, debido a que no los dejaban dormir por los fuertísimos ruidos.

Dejá tu comentario