Cuál es la mejor dieta para mejorar la memoria a la hora de estudiar, según Harvard

Sociedad

Harvard, la institución académica reconocida mundialmente, detalló cuáles son los alimentos más influyentes para mejorar la memoria para estudiar.

Una alimentación adecuada puede tener impacto en el estado de ánimo, la memoria y el rendimiento académico, además de promover un funcionamiento más eficiente del cerebro. Según análisis y especialistas, existe una estrecha relación entre la salud mental y la dieta, que está vinculada a la comunicación entre el cerebro y el intestino.

Uma Naidoo, psiquiatra nutricional y profesora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, destaca que el cerebro y el intestino intercambian mensajes químicos, siendo notable que entre el 90% y el 95% de la serotonina, un neurotransmisor clave para regular el apetito y otras funciones, se produce en el intestino.

Por otro lado, recientemente la institución académica identificó un peligro desconocido para las personas mayores de 50 años.

Los superalimentos que recomienda Harvard para estudiar

Las especias, como la cúrcuma conocida por su antioxidante curcumina, pueden reducir la ansiedad y proteger el hipocampo. El azafrán también ha mostrado efectos positivos en el trastorno depresivo mayor.

Especias.png

Los alimentos fermentados, como el yogur natural con cultivos activos, chucrut, kimchi y kombucha, son ricos en bacterias beneficiosas que mejoran la función intestinal y reducen la ansiedad. Estudios indican que estos alimentos protegen el cerebro, mejorando la memoria y reduciendo el deterioro cognitivo.

Alimentos fermentados.png

Las nueces, ricas en ácidos grasos omega-3 con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, mejoran el pensamiento y la memoria. Además, son fuente de grasas y aceites saludables necesarios para el cerebro, así como de vitaminas y minerales esenciales.

Nueces.png

El chocolate amargo, rico en hierro y antioxidantes, protege las neuronas y regula los químicos que afectan el estado de ánimo. Estudios sugieren que su consumo regular reduce en un 70% el riesgo de síntomas depresivos.

Chocolate.png

La palta, alta en magnesio crucial para el cerebro, puede ayudar en la recuperación del trastorno depresivo, dado que la deficiencia de este mineral se ha vinculado con la depresión.

Palta.png

Las verduras de hojas verdes, como la col rizada y las espinacas, son ricas en vitamina E, carotenoides y flavonoides que protegen contra la demencia y el deterioro cognitivo. Además, son excelentes fuentes de folato, esencial para la formación de glóbulos rojos y la producción de neurotransmisores.

Vegetales de hoja verde.png

Dejá tu comentario