Eugenio Veppo se negó a declarar en el inicio del juicio por atropellar a dos agentes de tránsito en Palermo

Sociedad

El periodista mató a uno y le provocó graves heridas a otro el 8 de septiembre de 2019 cuando presuntamente manejaba bajo los efectos de alcohol y drogas.

El periodista Eugenio Veppo, quien atropelló y mató a una agente de tránsito y provocó graves heridas a otro el 8 de septiembre de 2019 en el barrio porteño de Palermo, se negó hoy a declarar al inicio del juicio oral que se realiza de manera virtual a raíz de las restricciones originadas por la pandemia del coronavirus.

eugenio veppo

El juicio comenzó pasadas las 10 en una audiencia virtual realizada con la plataforma Zoom por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 14, ante quienes el imputado por el "homicidio" de Cinthia Choque, de 28 años, y por las "lesiones graves" de Santiago Siciliano, de 31, dijo "por el momento no voy a declarar” y sólo aportó sus datos personales.

La causa fue elevada a juicio oral el 21 de noviembre de 2019 por el juez de instrucción Luis Zelaya. El TOC 14, integrado por los jueces Hugo Cataldi, Beatriz Bistué de Soler y Miguel Ángel Caminos. El fiscal del juicio es Fernando Klappenbach, mientras que el periodista que llegó a trabajar en Ideas del Sur, C5N y Canal 13, es defendido por los abogados Diego Szpigiel y Claudia Clementi.

Con remera blanca, cabello corto, algo de barba y sentado frente a una computadora en una sala del Complejo Penitenciario I de Ezeiza, Veppo siguió el debate también de manera remota, aunque con alguna dificultad técnica, ya que en un momento desapareció de la sala de Zoom y el Servicio Penitenciario Federal (SPF) demoró 20 minutos en volver a conectarlo.

El debate se inició con la lectura de los requerimientos de elevación a juicio realizados por la querella de la familia Choqie, representada por el abogado Andrés Gramajo, y el de la fiscal de la instrucción, Romina Monteleone. Siciliano fue el primer testigo en declarar.

Los datos personales como que aporto fueron que es soltero, que no tiene hijos, que tiene "secundario completo y estudios universitarios incompletos", que su último trabajo, antes de quedar detenido, fue como "asesor del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación", donde cobraba en 2019 un sueldo "aproximadamente de 56.000 pesos".

También contó que en el penal de Ezeiza sólo hace las "tareas cotidianas", que se anotó para estudiar una "tecnicatura en administración de empresas" y espera poder concluir dos cursos de apicultura y computación que inició el año pasado y se suspendieron por el inicio de la pandemia.

Cuando el magistrado le preguntó si tenía alguna adicción al alcohol o drogas, Veppo respondió que "nunca" tuvo ese tipo de problemas y que sólo consumía "socialmente, en alguna ocasión".

Según la acusación fiscal leída hoy, alrededor de las 3.35 del 8 de septiembre de 2019, el imputado que iba junto a un amigo y una amiga, conducía su Volkswagen Passat V6 FSI 4 Motion "incumpliendo la reglamentación vigente al transitar a una velocidad elevada (no menos de 130 kilómetros por hora) que excedía la máxima permitida en este tramo de la avenida Figueroa Alcorta -que es de 70 km/h- y zigzagueando temerariamente".

Para la fiscal, el conductor iba a esa velocidad para "rebasar tanto por izquierda como por derecha a los automotores que circulaban por la misma senda, presuntamente luego de haber ingerido alcohol y/o drogas".

"Metros antes de llegar a su intersección con la calle Tagle e inmediatamente después de pasar a alta velocidad por la derecha a un automóvil que circulaba por el carril derecho de los dos centrales, embistió con la parte delantera derecha de su rodado a Choque y a Siciliano, provocando la muerte de la primera y ocasionando lesiones gravísimas al segundo", sostuvo la fiscalía.

Tras impactar a las dos víctimas, Veppo escapó sin socorrerlas y abandonó el vehículo sobre la calle Silvio L. Ruggeri, tras lo cual abordó un taxi junto a sus acompañantes y se dirigió a su casa en el barrio porteño de Belgrano.

"Tal actitud, sumado al desprecio evidenciado con posterioridad al hecho al huir del lugar nuevamente a gran velocidad y zigzagueando, resulta una manifiesta indiferencia respecto a los resultados producidos, cuya producción -por la forma en que conducía en plena ciudad- se ha representado como no improbable", afirmó en su dictamen.

El auto fue hallado tres horas después del hecho, por un oficial de Comisaría Comunal 2A que se retiraba de franco. Alrededor de las 17.20 del 8 de septiembre, el imputado se presentó junto a su abogado en la Comisaría Vecinal 1A, donde quedó detenido a disposición de la justicia.