El asesino serial de Ramallo hizo búsquedas en Internet sobre cómo matar personas

Sociedad

La fiscal Belén Baños reveló por C5N las búsquedas en Internet que hizo Pablo Damián Grottini antes de la muerte de su madre y hermano.

Pablo Damián Grottini, detenido como sospechoso de haber cometido el triple asesinato de su hermano en 2019, de su hija de 10 años en 2021 y de su madre el último fin de semana en, había buscado en internet distintas maneras de matar a una persona.

Pese a que se negó a declarar en las últimas horas ante la fiscal a cargo de la investigación, María Belén Baños, seguirá detenido en la Comisaría segunda de Villa Ramallo. En tanto, se supo que su actividad en las redes sociales fue determinante para definir su situación.

Pablo Damián Grottini

La Bonaerense registró su casa en la zona de Villa General Savio, sobre la calle Tucumán, donde convivió con su madre hasta su muerte. Los recuerdos y ropa de Aylén Grottini todavía estaban allí. El teléfono del chofer, una tablet, una notebook, que comenzaron a ser peritados.

Registraron, también, su historial de búsqueda online. Peritos expertos encontraron que había buscado cómo matar personas por vía endovenosa y que lo había hecho desde 2018, meses antes de la muerte de su hermano, un deportista y guardavida de 32 años que en pocos días perdió la vida.

Por su parte Jorge Ingrata, el abogado defensor del presunto asesino serial, aseguró que su cliente fue “víctima de una sumatoria de tragedias” y que la fiscal “cree que hay elementos para presuponer que los tres hechos fueron cometidos por Grottini”, pero, a su entender, “son indicios y no tiene pruebas concretas”.

Las hipótesis están abiertas en el caso. Se sospechaba un móvil económico por, al menos, el crimen de la madre, pero los investigadores del caso descreen de esa pista: Teresita Di Martino no era una mujer acaudalada. A la familia “no le sobraba” pero tampoco tenía un mal pasar, el perfil económico del acusado no muestra deudas, sean de larga data o recientes. Grottini no mostraba una cara oscura a sus compañeros en la funeraria, un hombre neutro, sin roces, “muy católico”, lo evoca un compañero.

Tal vez, creen los investigadores, haya sido pura oscuridad, un deseo de muerte, lo que define a cualquier asesino serial.

Cuándo comenzó la investigación de los crímenes

Todo empezó el sábado pasado cuando una mujer, llamada Teresita Di Martino, murió en el hospital San Felipe de esa ciudad ubicada a 240 kilómetros de la Capital Federal, en la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

Según indicó a Télam una fuente cercana a la causa, la mujer llegó descompuesta al centro médico, acompañada por su hijo Pablo Damián Grottini, quien trabaja como empleado de una empresa de servicios funerarios.

En ese momento, Di Martino refirió sentirse mareada y angustiada por la muerte de otro hijo y de su nieta, ocurridas tiempo atrás, pero después de hacerle una serie de estudios la mujer se mostró recuperada y ya estaban por darle el alta cuando advirtieron que el suero “perdía”. La enfermera de turno constató entonces que estaba pinchado, atravesado de lado a lado, y observó que el hombre tenía sus prendas de vestir mojadas.

Además, llamó la atención que Grottini hubiera llamado a los enfermeros recién una hora y media después, una vez que la paciente ya estaba muerta.

“Luego se determinó que el nuevo suero que había colocado la enfermera también se encontraba pinchado, esta vez con un solo orificio en la manguera y se halló en el mismo box donde se encontraba la paciente, una ampolla de diazepam abierta, la cual no había sido prescripta para ningún paciente ese día”, dice un comunicado judicial.

El mismo sábado, la fiscal ordenó un allanamiento en la casa de Grottini, donde se incautaron otros elementos de informática, que fueron enviados a peritar, al igual que el celular.

Después surgió en base al testimonio de conocidos y vecinos que un hermano llamado Germán (un deportista y guardavidas de 32 años) y la propia hija de 10 años de Grottini (que padecía un retraso madurativo) habían muerto en circunstancias similares, el primero en julio de 2019 y la nena en julio del año pasado.

En las últimas horas, la fiscal recibió los peritajes realizados a los aparatos tecnológicos de Grottini, donde se comprobó que el hombre hizo distintas búsquedas en Google sobre “qué pasa si infiltras aire en las venas” o “que se puede tomar para provocar la muerte”.

La fiscal ordenó la detención del sospechoso, quien fue apresado en su casa de Villa General Savio, partido de Ramallo, y le imputó el delito de “triple homicidio agravado por el vínculo y por alevosía” de su madre, su hermano y de su hija, que prevé la pena de prisión perpetua, pero el hombre se negó a declarar.

Dejá tu comentario