Así fue el enfrentamiento entre sindicalistas de Seguridad en pleno centro porteño

Sociedad

El violento cruce ocurrió cuando una de las facciones se atrincheró en la desde del gremio ubicada en Tucumán al 3700.

Una interna en el sindicato Unión Personal de Seguridad República Argentina (Upsra) terminó con un enfrentamiento a tiros.

La pelea se desato el martes por la tarde, en el edificio donde funciona la obra social del gremio ubicada en la calle Tucumán al 3700, barrio porteño del Abasto. Allí, una de las facciones del gremio, denominados "Los de Requelme", entraron al edificio con bombas de estruendo y panfletos, y lo tomaron.

Además de insultos por las ventanas, se registraron disparos con armas de 9 milímetros por lo que personal de la Comisaría Vecinal 5 A de la Policía de la Ciudad debió desplazarse hasta el lugar para tratar de controlar la situación.

Según trascendió, la entidad fue intervenida por irregularidades en el año 2019, tiempo después hubo elecciones y las ganó Ángel García quien, por orden del Ministerio de Trabajo, debe hacerse cargo de la conducción del gremio, pero cuando se presentaron con el aval de la justicia fueron recibidos a tiros.

Enfrentamiento a tiros entre sindicalistas
Enfrentamiento a tiros entre sindicalistas

Diego Serrano, vocero del sindicato, responsabilizó a la facción liderada por Leónidas Riquelme García de la toma en la sede sindical: “La Justicia le dio la razón a nuestra organización diciendo que Leónidas Riquelme no es un dirigente legítimo ni elegido para estar adentro del edificio. Fue algo tremendo. Gente pacífica, trabajadores, que después de años de estar intervenida la sede se presentaron con la Justicia en sus manos, y fueron recibidos a los tiros”.

Además en un diálogo televisivo, Serrano acusó al hijo de Requelme García de ser uno de los partícipes de este enfrentamiento y calificó los hechos como repudiables: “Un movimiento obrero que nadie quiere y que nosotros rechazamos. Esta es la patota que nadie quiere en el sindicato. Esto es un atropello. Esto no es un grupo que se está peleando con el otro porque acá hay un fallo de la justicia que no respetaron. Requelme no tiene ninguna autoridad y no es un legítimo dirigente”.

Fuentes de la Policía de la Ciudad informaron, que una vez que lograron tomar control del edificio lo revisaron y secuestraron un arma y detuvieron a Requelme, quien este miércoles tiene que presentarse a declarar ante la justicia.

Embed

Dejá tu comentario