Murió un hincha de Independiente tras un enfrentamiento con manifestantes en la Autopista Buenos Aires-La Plata

Sociedad

Juan Calvete murió este sábado por un disparo que recibió durante un enfrentamiento con manifestantes que protestaban por cortes de luz en la Autopista Buenos Aires-La Plata.

Un hincha de Independiente, identificado como Juan Calvete –de 35 años-, murió en la noche de este sábado noche como consecuencia de una herida de arma de fuego, luego de los violentos episodios que se registraron en la Autopista Buenos Aires-La Plata y en el predio del club en la zona de Wilde, entre un sector de la barra del ‘Rojo’ y un grupo piquetero que acompañaba un reclamo social en la citada Autovía.

Calvete falleció en el Hospital de Wilde, al que ingresó con una herida de arma de fuego en el pecho y sin signos vitales.

En tanto, otros dos simpatizantes del club de Avellaneda, identificados como Mario Almada –de 29 años- y Carlos Ruíz Díaz –de 32- quedaron internados en el mismo hospital con heridas de perdigones.

Una auténtica película de terror se vivió pasadas las 18, cuando todavía faltaban cerca de tres horas para el comienzo del encuentro que Independiente y San Lorenzo animaron finalmente en el estadio Uno de La Plata, por la segunda fecha del hexagonal de verano.

A la altura del kilómetro 14, donde confluyen las barriadas de Villa Domínico y Wilde, un grupo de manifestantes cortaba la Autopista para reclamar por “la falta de luz” en las zonas aledañas.

Ese corte incidía y dificultaba, obviamente, a la caravana de automóviles (y hasta con los ómnibus que trasladaban a ambos planteles) que pretendían trasladarse hasta el estadio de Estudiantes, escenario del partido.

Según detallaron fuentes policiales a Télam “se logró liberar un carril para que pueda circular el tránsito” rumbo a la capital provincial.

Sin embargo, los grupos piqueteros manifestantes no depusieron su actitud y produjeron un “corte total de la traza con gomas y maderas en ambos sentidos” en virtud de que el suministro eléctrico en la zona no regresaba.

A esa altura, muchos de los micros de la barra del ‘Rojo’ se hallaban todavía a la vera de la Autopista “sin poder pasar” por el piquete impuesto.

A raíz de esta situación, en un momento dado, los manifestantes fueron corridos por un núcleo de la hinchada de Independiente, generándose una trifulca, en donde se revolearon “piedras, palos, botellas y demás elementos contundentes”, de la que participaron alrededor de 200 personas, según confiaron los portavoces consultados.

Acto seguido arribó al lugar un cuerpo de la Guardia de Infantería que lanzaron balas de goma para dispersar a los revoltosos que –a esa altura- ya habían liberado los carriles de la autovía camino a La Plata. Por ende, el tránsito recobraba cierta normalidad.

Sin embargo, buena parte de los manifestantes se desplazaron desde la Autopista hacia el predio que el club de Avellaneda posee en la localidad de Wilde, sobre calle Las Flores, con el propósito de generar más disturbios.

Embed

Dejá tu comentario