Femicidio en Moreno: identificaron a la joven que fue asesinada a botellazos y ladrillazos

Sociedad

Karen Daiana Bustamante, de 18 años, era estudiante de derecho, y fue identificada por su madre cuando vio los video por televisión. El femicida continúa prófugo.

La joven de 18 años que el lunes a la madrugada fue brutalmente atacada a botellazos y ladrillazos en el centro de Moreno fue identificada por sus propios familiares que se acercaron a la comisaría que investiga el caso luego de reconocerla en los videos de la causa difundidos por los medios.

Si bien se aguardaba que en las próximas horas la identificación se formalice en la morgue judicial, los investigadores dirigidos por el fiscal Gabriel López, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Moreno, daban por acreditado que la chica asesinada es Karen Daiana Bustamante, de 18 años, quien fue vista por última vez en su casa el sábado.

Su madre y una de sus hermanas se presentaron poco antes del mediodía en la comisaría 1ra. de Moreno para afirmar que era la joven que aparecía en los videos y aportaron a la causa una foto donde se ve a Bustamante con el mismo buzo oscuro con la leyenda "Babygirl" que vestía la víctima al ser hallada asesinada.

Liliana, madre de la víctima, contó en diálogo con Telefe que mirando un canal de noticias a las 7 de esta mañana vio una serie de videos donde se veía a la chica perseguir a su atacante minutos antes del hecho y dijo: "Esta es mi hija".

También contó que la reconoció en otros videos del interior de un pool de Moreno y afirmó que ella tiene la hipótesis de que el asesino de su hija le robó el celular y por eso comenzó a perseguirlo por la calle.

La mujer aseguró que nadie de la familia conoce al principal sospechoso del femicidio, aún no identificado, que es un joven de gorra que se ve acompañar a Karen en el pool y al que luego, mientras la chica lo perseguía, se lo ve agarrar una piedra y luego una botella de cerveza, elementos que empleó como armas homicidas.

También aclaró que su hija no era prostituta, que estudiaba derecho y trabajó con ella hasta el sábado en una feria, al tiempo que reconoció que solía contactarse por redes sociales con gente que le proveía "Clonazepam" y pidió que atrapen al asesino para que "haya justicia".

En tanto, López recibió un informe preliminar de la autopsia que confirmó un "triple mecanismo homicida": estrangulamiento, cortes en el cuello, probablemente con una botella rota, y politraumatismos severos en el cráneo y en el rostro, según confiaron fuentes judiciales a Télam.

La clave de la investigación está en una serie de videos recopilados por los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Moreno-General Rodríguez y de la comisaría 1ra., a través de los cuales se descubrió que la víctima y el asesino se conocían, aunque no se sabe desde cuándo, y que había pasado toda la noche juntos.

"Vinieron de la zona de Merlo, donde estuvieron en un pool del cual los echaron por algún incidente. De ahí se tomaron un colectivo y llegaron al centro de Moreno donde durante varias horas recorrieron distintos bares y pooles", explicó un investigador judicial.

Los pesquisas tienen un video del interior de uno de esos sitios, el pool "Petra" de Moreno, donde se ve llegar a la pareja a las 2.02 de la madrugada y tras jugar en una mesa e interactuar allí con dos jóvenes varones, se retiran a las 2.57.

La mujer llegó vestida con calzas negras, una remera blanca con la leyenda "Boston", un buzo colgado de la cartera y el cabello recogido y atado con un pañuelo, y el asesino con pantalones oscuros, gorra con visera dada vuelta, un buzo marca Nike y una campera sobre sus hombros.

femicidio moreno

Según la investigación, a las 3 de la madrugada, en el horario de cierre de bares en provincia de Buenos Aires, la pareja abandonó el último pool donde estuvo y se quedó dando vueltas por el centro de Moreno hasta que a las 5 de la madrugada se captó una secuencia que dejó claro a los investigadores que entre ellos hubo algún problema.

En el primero de esos videos, registrado a las 5.04 de ayer, se ve que el hombre se aleja a paso apurado y recoge de la calle una piedra o trozo de baldosa desprendido de una vereda que guarda en uno de sus bolsillos, mientras que la mujer lo sigue de atrás a cierta distancia.

Un minuto más tarde, otra cámara captó al hombre doblando en una esquina y empezando a trotar para continuar la fuga, mientras la chica aparece 20 segundos después, continuado la persecución.

En un tercer video se observa cómo el sospechoso agarró de la calle una botella vacía de cerveza de la marca "Stella Artois", que luego apareció destrozada en la escena del crimen, y segundos más tarde aparece en cuadro la víctima que venía trotando para alcanzarlo.

El resto de los videos son los que ya se conocían: a las 5.38 hay una cámara de una vivienda particular de la calle Rivadavia al 200 que registró el momento en el que el hombre comenzó a agredir y asesinó a la víctima en el predio de un salón de fiestas deshabitado ubicado en la cuadra de enfrente.

Unos minutos más tarde, a las 5.56, con dos cámaras de una confitería ubicada en la esquina Rivadavia y Concejal Rosset, se observa que el hombre descartó en un cesto de basura un trozo de baldosa ensangrentado envuelto en una bolsa de arpillera, que fue secuestrado por los peritos y se cree fue el objeto contundente con el que golpeó a la víctima en la cara y la cabeza.

"Tenemos una última secuencia de videos donde vemos que al asesino subir a un colectivo para el lado de Luján, pero del que se bajó a las ocho cuadras, y comenzó a caminar con rumbo errático hasta que lo perdemos de vista", señaló otro de los investigadores.

El caso se descubrió el lunes, pasadas las 7 de la mañana, cuando una mujer se acercó a la entrada del salón de fiestas abandonado y encontró el cadáver de la víctima.

chapita violencia de genero chapa placa banner
Embed

Dejá tu comentario