Sebastián Kantor, presidente The Coffee Store: "Las marcas resisten mejor los embates que los proyectos de características individual"

Sociedad

Sebastián Kantor habló con minutouno.com sobre las dificultades que tiene el sector gastronómico, uno de los más golpeados por las restricciones para mitigar los contagios de coronavirus, y destacó que mientras la industria en general tuvo un cierre de alrededor de 25% de los locales, los de su marca fueron menores al 15%.

Sebastián Kantor, presidente The Coffee Store y vicepresidente de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF), analizó la situación del sector gastronómico a partir de la pandemia del coronavirus y destacó la posibilidad que tuvieron los locales de marcas para potenciar parte de su trabajo a diferencia de aquellos individuales.

Kantor remarcó que todo el rubro gastronómico fue muy golpeado por la pandemia y por las restricciones para disminuir los contagios de coronavirus, pero señaló que las marcas, como The Coffe Store tuvieron ventaja en relación a los negocios individuales e incluso a otras cadenas porque "al operar como franquicias el esfuerzo está muy atomizado".

Por la lógica propia que tienen las franquicias, explicó que "fue difícil para cada local o grupo de locales, pero no es una empresa que tuvo que lidiar con los 35 o 40 comercios y eso fue un punto a favor en términos del esfuerzo tanto económico como de tiempo e intelectual".

the coffee store

Sin embargo, señaló que "que hubo algunos locales que no pudieron resistir que ya venían con algún tipo dificultades. La ventaja que tiene una cadena es que hubo franquicias más fuertes y tuvimos poquitos cierres, algunos locales fueron recomprados y hoy tenemos 10 locales en obras. Llevamos 25 por ciento de locales más que al inicio de la pandemia", contó.

En total, los locales que no reabrieron sus puertas fueron tres y hay uno en el microcentro que sigue trabajando con mucho esfuerzo. Según cuenta Kantor, hay áreas o zonas mucho más perjudicadas que otras como los grandes centros urbanos, en particular Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). "El interior anduvo mucho mejor. Tal vez los locales de Bariloche tuvieron alguna dificultad en algunos momentos, pero el interior activó más rápido porque las restricciones fueron distintas.y menos tiempo. La peor situación creemos que fue en los centros urbanos y la zona de oficinas por la gran expansión del homeoffice. Los locales barriales pudieron pelearla, salvo en los períodos de alta restricción".

Potenciar las líneas de trabajo

Si bien la modalidad de trabajo en los locales se modificó, el empresario dijo que prefiere utilizar un concepto de "potenciación" al de "reconversión" para explicar lo ocurrido con su labor en la pandemia. "Todas las cosas que veníamos haciendo tibiamente las potenciamos", apuntó y explicó que , por ejemplo, mientras el "take away" representaba de sus ingresos un 3 o 4%, a partir de la pandemia pasó a representar más del 20%.

Por otra parte, a partir de la pandemia cerraron convenios con las aplicaciones y empezaron a recibir entre un 20 y un 25 por ciento más de pedidos por ese canal.

Otra línea en la que trabajaron fue reforzar los acuerdos que tenían con otras marcas. "Hicimos por ejemplo un convenio con la empresa de chocolates Mamuschka y hoy The Coffee Store es uno de los principales vendedores de sus productos en la Ciudad de Buenos Aires. También acuerdos con Freddo y Persico", contó.

"Todas estas cosas que en el mercado se reconocieron como reinvenciones fueron más fáciles para nosotros porque cuando uno tiene una marca tiene mayor capacidad de trabajo".

Resistir a la crisis

El vicepresidente de AAMF explicó que con la pandemia no disminuyó el nivel de trabajo pero sí bajaron sustancialmente las ventas. "El año 2020 tuvimos una pérdida de casi el 50%. El sector fue muy golpeado. Ahora, dentro de todo, la cafetería y las marcas fuimos los menos golpeadas. Un dato tanto de la AAMF como de CAME dice que mientras la industria tuvo un cierre de alrededor de 25o 26%, las marcas fue menor al 15%".

"Evidentemente las marcas resisten mejor los embates que los proyectos de características individual", opinó y explicó que los locales que pasaron funcionar con la pandemia sólo gracias a las aplicaciones empezaron con un esquema de comisiones muy fuerte mientras que las marcas lograron tener un esquema de más de la mitad del valor.

"Los locales creían que vendían y cuando iban a la ecuación final terminaron perdiendo plata", remarcó y señaló que "las marcas tienen una capacidad de negociación distinta y agrupadas a través de asociación hicimos un acuerdo con alguno de los operadores, donde el tope máximo fue comisión fue el 15%".

bares provincia coronavirus2.jpg

El empresario contó que en mayo tuvieron un 28% menos ingresos que lo esperado en una "situación normal" o no pandémica. En tanto, durante las dos semanas de abril que hubo un nuevo cierre en el AMBA la venta que cayó más de un 50 por ciento. "Es evidentemente que cuando se hace un cierre muy agresivo nos perjudica mucho. En abril y mayo del año pasado la ganancia fue cero. Ahí tuvimos las ayudas gubernamentales como el ATP".

Sobre la posibilidad de recuperar algo de toda la inversión perdida durante esos meses, explicó que los servicios son el producto más perecedero. "El asiento vacío que tuvo la cafetería no se recuperó. La persona no recupera los almuerzos que no hizo porque el salón estaba cerrado".

Por otra parte, Kantor celebró la flexibilización de las restricciones anunciada en la Ciudad de Buenos Aires que incluye la apertura de salones dentro de los cafes y restaurantes con un aforo del 30%. "Nunca debieron haber eliminado la apertura de los salones. Eso no fue nunca foco de de contagio porque trabajamos garantizamos más de los 2 metros entre las personas y los lugares están abiertos y ventilados".

Se mostró optimista respecto a lo que ocurre en otros lugares del mundo en donde la población se encuentra con un nivel más alto de vacunación "Si nosotros vemos lo que pasó en aquellos países donde ya se alcanzó una inmunidad suficiente, la vida en términos económicos hoy es casi normal. Calculamos que para nosotros llegará una cierta normalidad a partir de octubre".

Dejá tu comentario