En un canil al aire libre: así vive la cuarentena Coco, el perro varado en Ezeiza

Sociedad

Luego de aceptar que el perro haga la cuarentena en el país, SENASA decidió alojarlo en un canil de tres metros por dos.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) derivó a Coco, el perro que había quedado varado en el aeropuerto de Ezeiza, a un canil de tres metros por dos, luego de aceptar que se quede en el país.

Las imágenes del estado actual del perro fueron publicadas en el Instagram de Somos animales de radio. Fue la activista Nora Portela, de la ONG Aliento de vida animal, la autorizada a visitarlo. Y desde Ezeiza, subió videos del momento. "Doy mi palabra y mi ONG va a visitarte todos los días para mimarte y alimentarte hasta que te liberen y estés nuevamente con tu familia. Falta menos", comentó.

En las imágenes difundidas se ve cómo el perro salta y ladra desesperado, mientras Nora se acerca a él. Está encerrado en una jaula que tiene dos compartimentos, uno al aire libre y otro cerrado. Luego, se lo ve afuera del canil jugando con una pelota y con un abrigo, dadas las condiciones climáticas.

Coco llegó desde Hungría en avión junto a su dueño, pero al no tener el certificado veterinario internacional ni la vacuna antirrábica al día (estaba vendida por diez días), SENASA no quiso permitir su ingreso. El caso generó tanta repercusión social negativa que el organismo accedió a dejarlo al perro en el país con la condición de que haga una cuarentena de diez días y que sea vacunado.

Embed
Embed

Dejá tu comentario