Piden la detención del segundo de Mauro Martín en "La 12"

Sociedad

Se trata de Maximiliano Mazzaro. La Justicia también ordenó que sea apresado el hombre al que Martín señaló como autor del asesinato por el que él es acusado.

El juez de instrucción Manuel de Campos ordenó la detención del número 2 de la barra brava de Boca, Maximiliano Mazzaro, por el crimen ocurrido en agosto de 2011 en el barrio de Mataderos y por que el está preso desde el pasado lunes el jefe de "La 12", Mauro Martín.

El magistrado también ordenó la detención de una persona que Martín señaló este martes como quien agredió y mató a Ernesto Cirino.

Se sospecha que Mazzaro y esa tercera persona habrían participado de la golpiza el 29 de agosto de 2011 a Cirino, cuya muerte se produjo dos días después, cuando estaba internado en el Policlínico Bancario.

En tanto, De Campos decretó el secreto de sumario en la causa en la que ya están detenidos Martín y su cuñado, Gustavo Petrinelli.

Tras la detención del jefe de la barra de Boca, Mazzaro había pedido la exención de prisión para que frente a una acusación por el crimen pueda transcurrir el proceso en libertad, pero el magistrado se la denegó y luego ordenó su detención.

En la causa se investiga el crimen de Cirino, quien según la pesquisa fue golpeado por varias personas la noche del 29 de agosto de 2011 en las calles Pieres y Caaguazú, en Mataderos, cuando discutió con Petrinelli porque su perro defecaba en la vereda de la casa del cuñado de Martín.

Petrinelli fue detenido el sábado y Martín este lunes en el Palacio de Tribunales, cuando fue a acompañar a su hermana para saber sobre la situación de su familiar.

El jefe de la barra de Boca declaró este martes que estuvo en el lugar de los hechos porque lo llamó su cuñado por un problema con su vecino y que llegó acompañado por Mazzaro y esa tercera persona en un auto Volkswagen Bora.

Martín declaró ante el juez que se enojó con su cuñado porque lo había llamado por un hecho menor y que cuando se estaba por subir al auto para irse la persona que los acompañaba a él y a Mazzaro le pegó una trompada a Cirino, quien cayó y golpeó su cráneo contra la vereda.

De Campos rechazó el martes excarcelar a Martín y a su cuñado al considerar que en libertad podrían entorpecer la investigación y por las características del hecho por el que están acusados. Ambos quedaron presos en la cárcel de Devoto y desde ayer el juez cuenta con 10 días para resolver si los procesa o si los sobresee.

Temas

Dejá tu comentario