Una adolescente recibe amenazas de muerte  por Telegram y tuvo que dejar de ir al colegio: "Dicen que me van a violar"

Sociedad

La joven mendocina concurre al colegio secundario independiente de la UNCuyo Departamento de Aplicación Docente y pide a gritos ayuda policial. El detalle de las amenazas.

Malena Ricagno tiene 17 años y recibe amenazas anónimas de muerte por redes sociales y tuvo que dejar de ir al colegio. La joven se encuentra cursando el último año en el colegio secundario dependiente de la UNCuyo Departamento de Aplicación Docente (DAD), ubicado en Mendoza.

“Acaban de decirme que hoy me van a encontrar muerta y tirada en una acequia, yo solo espero que la policía haga algo ya”, posteó la joven en Twitter, el pasado 1 de junio.

Un grupo de compañeras alertó a la adolescente que una serie de imágenes de ella se habían viralizado por un grupo de Telegram y, luego de eso, hizo una denuncia a la Comisaría de la zona, habló con sus padres y los directivos para poder tomar cartas en el asunto.

Embed

Producto de la denuncia, comenzó a recibir amenazas por llamados y mensajes de texto. “El último día que fui a la escuela, me llegó un mensaje que decía que esta persona estaba afuera, que no había guardias ni nada y que me iba a hacer algo”, contó en diálogo con Luciana Rubinska en Turno Mañana, por C5N.

La víctima considera que no se trata de personas que acuden a la institución, aunque las intimaciones aseguran que “la tienen fichada” de un colegio de la zona. La fiscalía le comunicó que, luego de rastrear su celular, hay dos posibles sospechosos, pero nada confirmado.

Por otra parte, indicó que entre todos los mensajes que recibió uno de ellos señalaba su DNI y la dirección de su casa. Estudia en el Departamento de Aplicación Docente (DAD).

Luego de las reiteradas amenazas, la joven le contó a los directivos de colegio y, fueron ellos, quienes le sugirieron que no fuera más hasta que se resolviera el caso. La denuncia fue realizada por sus familiares en la fiscalía y, la Justicia todavía está buscando a los acosadores, aunque por el momento no lograron encontrarlos.

Tengo miedo, tienen un montón de información personal. El último día de la escuela, estaba en clases y me seguían llegando mensajes que aseguraban que este tipo estaba a la salida del colegio. Espero que se solucione, quiero volver a mi vida normal y salir sin miedo de mi casa”, contó Malena.

Embed

Dejá tu comentario