Dramático testimonio de una víctima de violencia de género: "Si no vivo con él, vivo en la calle"

Sociedad

La mujer pudo escaparse de la golpiza de su ex marido y pedir ayuda en un "Punto Seguro". El agresor tenía una perimetral y fue detenido en Vicente López.

“Me va a prender fuego y me va a matar”, denunció una mujer, víctima de violencia de género, quien pudo escapar de la feroz golpiza que estaba recibiendo por parte de su ex marido. El agresor, que tenía una restricción perimetral, fue detenido por la policía en Vicente López

"Soy la misma chica de hoy de la exclusión de hogar. Vino y me rompió todo, dijo que me iba a prender fuego y me iba a matar", se la escucha decir a Carolina, la víctima, en su desesperado llamado desde el "Punto seguro" ubicado en Ader y Vélez Sarfield, en la localidad bonaerense de Carapachay.

Punto seguro1.jpg
Violencia de género: Carolina pudo pedir ayuda en un

Violencia de género: Carolina pudo pedir ayuda en un "Punto Seguro" de la localidad bonaerense de Carapachay, Vicente López

Carolina llegó al punto ubicado a cuatro cuadras de su casa, desesperada tras la golpiza y amenaza da muerte. Presionó el botón y logró pedir ayuda.

Siempre que me golpeaba estaba alcoholizado. Fue la primera vez que me amenazó”, contó la mujer a C5N sobre Maximiliano, su ex marido, con quien estaba en pareja hace 21 años. “La violencia comenzó cuando empezó a tomar alcohol. Antes había violencia pero era verbal y psicológica”, detalló Carolina.

Por la denuncia de la víctima, la policía colocó una medida de restricción perimetral y exclusión de la casa contra el agresor, es decir, que no podía ingresar a la vivienda de la cual es dueño.

Rompió la puerta, la sacó con marco y todo y entró a la casa. Yo había puesto una cadena para que no pasara", contó Carolina. "El jefe de calle de la Policía me dijo ‘si él es vivo, no va a volver, pero si está alcoholizado puede ser que vuelva así que asegurá bien la puerta y pedía que alguien llame al 109’”, relató. “Y así fue”.

carolina víctima violencia de género

Me escondí en la pieza de mi hija, agarré un cuchillo de punta cuadrada, yo me iba a defender si él quería pegarme, pero mi hija se metió en el medio y él la golpeó. Salí corriendo, no sé cómo, y vine a pedir ayuda. Él me corrió mientras yo me escapaba”, relató sobre lo sucedido.

La situación de Carolina no solo se ve afectada por la violencia de género sino también por la realidad social y económica que vive: “Es la casa de él, yo lo entiendo, pero yo no pedí la exclusión ni tampoco la perimetral. El juzgado lo hizo automáticamente. Yo soy cartonera. Si no vivo ahí, vivo en la calle, no tengo dónde estar”.

Carolina negó sus intenciones de quedarse con la casa, reiteró que no tiene dónde vivir e indicó que es probable que su ex marido salga de la cárcel en un mes. "Si él está alcoholizado va a volver. Me dijo que me cedía la casa para que recuperara a mis hijos y que no me vaya hasta que él me lo diga".

Punto seguro.jpg
Punto seguro2.jpg

Dejá tu comentario