El gremio liderado por Pablo Moyano decretó el "estado de alerta y movilización" en reclamo del pago de un bono de fin de año de 8 mil pesos para los choferes y advirtió que no descarta una medida de fuerza mayor que se iniciará en dos ramas clave para la fecha: caudales y combustibles.

A través de un comunicado firmado por Pablo Moyano, la Federación Nacional de Choferes de Camiones, adelantó que "debido a la falta de respuesta por parte de las empresas de transporte nucleadas en FADEEAC", a la solicitud de un bono compensatorio de fin de año, el gremio decidió "llamar al estado de alerta y movilización".

Los camioneros justificaron que ese bono "cada año se solicita para paliar la inflación y ayudar a los compañeros a solventar los gastos que requiere el inicio de periodo escolar".

En caso de no llegar las negociaciones a buen puerto, los conductores no descartan "una medida de fuerza, comenzando por las ramas de transporte de caudales y combustible, ya que no se entiende su silencio y negativa, cuando esto es año a año consensuado".