La mujer está embarazada de trillizos -dos varones y una nena- y considera que interrumpir la gestación de uno de ellos está en contra de sus principios.
Una madre subrogante que espera trillizos en California, Estados Unidos, está en pie de guerra contra los padres biológicos de los niños después de que le pidieran que aborte a uno de los tres. La mujer explicó que para ella es "como asesinar al bebé".

Brittneyrose Torres, de Thousand Oaks, California, accedió a ser madre subrogante para la prima de una amiga después de enterarse de que ella y su marido no podían tener hijos. La joven de 26 años pasó por un tratamiento de fertilización in vitro y quedó embarazada de trillizos, dos niños y una niña.

Todo iba bien a nivel médico, pero la pareja le pidió a Torres que abortara a la niña durante la semana 13 de gestación. La mujer argumentó que los padres biológicos "sabían desde el principio que yo no querría interrumpir la gestación de ninguno de los bebés", expresó la subrogante al sitio New York Post.

"Nunca pensé que iba a estar en esta posición", explicó Torres, quien está embarazada de 17 semanas. Los padres biológicos esgrimieron motivos médicos para su decisión, pero la madre subrogante no se dio por vencida. "Le mandé un mail a mis médicos. No hay anomalías", señaló.

Los especialistas le implantaron dos embriones a Torres, de los cuales uno de subdividió, por lo que los varones serán idénticos. A cambio, la pareja interesada se comprometió a pagarle 25 mil dólares a la mujer, más otros 5 mil si el embarazo resultaba múltible.

El cambio de planes y la negativa de Torres hizo que la pareja dejara de pagarle las cuotas. "Les dije que no podía abortar a uno de los niños. No podría hacerle eso emocional y físicamente a las casi 13 semanas de gestación. Creo que sería asesinar a ese bebé", sentenció.