Los legisladores se quejaron del "modelo liberal ortodoxo" del presidente Macri al que consideraron que no cierra sin represión de los trabajadores.

El bloque de diputados nacionales del bloque del Frente para la Victoria expresó este martes por la tarde su "absoluto repudio" a "la represión que sufrieron los trabajadores de Cresta Roja" quienes, señalaron, "no hacen otra cosa que reclamar por sus derechos laborales".

A través de una conferencia, los legisladores kirchneristas reiteraron que "este modelo liberal ortodoxo del presidente Macri no cierra sin represión de los trabajadores".

"Señalamos nuestra preocupación ya que el Gobierno prometió a los trabajadores solucionar el conflicto laboral, y en cambio envió a un contingente importante de Gendarmería para reprimirlos. El discurso del presidente Macri invita al diálogo y a la unidad de los argentinos, pero los hechos dicen lo contrario".

Por otro lado, añadieron, "estamos convencidos de que el Presidente se equivoca si cree que el ejercicio del poder se consigue mediante el uso de la fuerza, reprimiendo los reclamos justos de los trabajadores".

Los diputados le pidieron a Macri que "reflexione" y que "realmente se comprometa al diálogo". "Lamentamos que una vez más la realidad nos esté dando la razón con lo que anticipamos: cuando se gobierna de la mano del mercado, los principales perjudicados son los trabajadores y la única alternativa es la represión de sus justos reclamos", analizaron.