Ronda Rousey vive quizás el peor momento desde su arribo a la UFC. Es que aquel memorable nocaut con el que Holly Holm sorprendió al mundo para arrebatarle su reinado en noviembre pasado significó un sacudón del que, según la propia peleadora, deberá tomar un largo tiempo para recuperarse.

Embed
Por eso, desde aquel momento casi no se la ha visto a Rousey. De hecho, intentó esconderse para que los flashes no captaran su cara repleta de golpes en el aeropuerto tras la pelea. Sin embargo, Ronda parece estar de vuelta.

Sucede que el editor de la revista Sports Illustrated, MJ Day, publicó una imagen en su cuenta de Instagram en la que muestra un adelanto de lo que vendrá para 2016. En la misma aparece una mujer de espaldas, mostrando un delicado body painting con su cola como primer plano.

Claro que los detallistas pudieron darse cuenta de que se trataba nada menos que de Ronda Rousey, debido a sus particulares tatuajes en ambas muñecas. Si bien la peleadora aún no se hizo cargo de ser la protagonista, la imagen ya está dando la vuelta al mundo.

Embed
Mientras intenta recuperarse para volver a pisar fuerte en el mundo de las artes marciales mixtas, Ronda Rousey volvió a dejar en claro que, fuera del octágono, también tiene mucho para dar.