Se encuentran en los barrios porteños de Constitución y Flores y en la Villa 31 de Retiro. Se trata de una modalidad que permite a vecinos de alto poder adquisitivo adquirir sustancias ilegales sin riesgos.
Los shopping de droga funcionan desde hace más o menos 15 años, poniéndose cada vez más al alcance de cualquier persona en la Ciudad.

Shopping de la droga
Jóvenes de entre 14 y 25 años viven diariamente entre el consumo y la venta de drogas en la zona de Constitución y la Villa 31. Por lo general, quien realiza la "transacción" no corre mayores riesgos porque conoce los códigos y a los "satélites" (nombre que reciben los que deambulan por las inmediaciones de la villa), que les brindan protección.
Ir al "shopping" es cada vez más una expresión usada dentro de todos los estándares de la sociedad. El comprador, que muchas veces es gente de estratos altos de la Capital, arregla de antemano con un satélite que lo espera en un acceso a la Villa, aunque también se consigue fácilmente en lugares como Constitución o Flores.
En estos lugares la droga se vende en efectivo y sin ningún reparo. Para el narcotráfico, esta modalidad es muy funcional.

Shopping de droga 1