La capital chilena amaneció este martes cubierta por una capa de humo fétido proveniente de un incendio subterráneo en un gran vertedero.
Las autoridades afirman que no es tóxico, pero los vecinos dicen que sufren irritación en los ojos y garganta y además, les causa náuseas, mareos y vómitos.

El gobernador de Santiago, Claudio Orrego advirtió que el humo puede aumentar durante el día "en la medida que no haya ventilación en Santiago y no podamos apagar el incendio rápidamente". Agregó que no puede ser atacado con agua, sólo con químicos, pues "es un incendio anaeróbico que se produce dentro del relleno, producto de los gases".

El incendio en el vertedero Santa Marta, a 45 kilómetros al sur de Santiago, se produjo por un deslizamiento en su interior el fin de semana que dejó al descubierto la basura que "por efecto del calor combustiona", explicó el ministro de Medio Ambiente Pablo Badenier. El fuego alcanzó además a los líquidos producidos por la putrefacción de la basura y contribuyen al mal olor que se siente en el aire.

Seguí leyendo en El Patagónico.com.