El presidente de la Cámara de Diputados ordenó cambiar la cerradura del despacho del legislador santacruceño y colocó una faja de clausura. Impidió el ingreso de sus colaboradores.
El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, ordenó este jueves clausurar, de manera inesperada, el despacho que ocupa en el Congreso el diputado del Frente para la Victoria, Máximo Kirchner.

Según pudo saber minutouno.com, por orden del propio Monzó trabajadores del Congreso violentaron la cerradura del despacho 340 ubicado en el tercer piso y perteneciente al diputado santacruceño e ingresaron de forma ilegal. Monzó ordenó cambiar la cerradura y colocar una faja de clausura y prohibió de esta manera el ingreso de los colaboradores de Kirchner.


Interno Máximo.jpg

Monzó dispuso además que en cada puerta de ingreso al despacho se aposte un guardia con personal de seguridad del Congreso de modo de impedir el acceso al despacho.

Impidió además que los trabajadores del Congreso que realizaban allí tareas de mantenimiento pudieran retirar sus herramientas de trabajo.

"El despacho estaba asignado al Frente Para la Victoria, a Máximo Kirchner. De repente vemos una franja de clausura en las puertas y nos encontramos a dos personas que seguramente fueron enviados por la autoridad de la Cámara, que estaban clausurando la oficina", contó el diputado Héctor Recalde.

En diálogo con Radio El Mundo, indicó que "se buscó un cerrajero y se dejó la constancia de lo sucedido". Sobre el tema, explicó que "se usa normalmente que el tercer piso sea utilizado por la primera minoría, que somos nosotros y nos corresponde".

"Son absolutamente inadecuadas las vías de hecho porque ese despacho es de Máximo Kirchner y si piensan que no le corresponde, deberían llamarlo porque el diálogo que pregonan no se está viendo, lo que están haciendo es violencia", lanzó.