El Sumo Pontífice irá en octubre de este año a la localidad sueca de Lund, para participar en la ceremonia conjunta entre la Iglesia Católica y la Federación Luterana Mundial.
El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, explicó que esta visita del Papa es "un gesto de diálogo muy significativo".

En la conmemoración en Suecia estarán presentes el presidente de la Federación Luterana Mundial, el obispo Munib A. Younan, y el secretario general de la misma, el reverendo Martin Junge.

Según un comunicado conjunto de las Iglesias católica y luterana, la celebración es un ejemplo de las "sólidas" relaciones y del diálogo, e incluirá una "oración común" que fue redactada por ambas iglesias.

En la nota, Junge expresó que está "profundamente convencido de que trabajando por la reconciliación entre luteranos y católicos, trabajamos por la justicia, la paz y la reconciliación en un mundo desgarrado por los conflictos y la violencia".

Por su parte, el presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de los Cristianos, el cardenal suizo Kurt Koch, afirmó que "luteranos y católicos podrán celebrar una conmemoración ecuménica de la Reforma".

En el comunicado se explica que el evento de Lund se enmarca en el proceso de estudio del documento: "From Conflict to Communion" (Del conflicto a la comunión) publicado en 2013 y distribuido en las comunidades católicas y luteranas en lo que es "un primer intento entre las dos partes de volver a escribir juntos, a nivel internacional, la historia de la Reforma y sus intenciones".

Se recuerda que 2017 será el año en el que se cumple el 50 aniversario del inicio del diálogo internacional luterano-católico, del que surgieron estos años documentos como la "Doctrine of Justification (JDDJ)" (Declaración conjunta sobre la Doctrina de la Justificación) de 1999 y que anuló importantes disputas entre ambos.