El pasado 30 de enero Rocío Fiorella Santa Cruz conducía alcoholizada por la ruta nacional 12 en la ciudad misionera de Posadas y atropelló a Ramón Cabrera. La justicia intenta determinar también si incurrió en abandono de persona.
La justicia de Misiones impuso una caución de 200 mil pesos y prohibió salir del país a Rocío Fiorella Santa Cruz, la ex Miss Argentina que huyó tras embestir y dar muerte a un motociclista, confirmaron este sábado fuentes allegadas a la investigación.

La mujer, que en 2004 fue electa para representar a la Argentina en un concurso internacional de belleza por el cetro de Miss Mundo, protagonizó el accidente el 30 de enero, alrededor de las 6:30, en un tramo urbano de la ruta nacional 12, en Posadas.

A raíz de la colisión, en la que murió Ramón Víctor Cabrera, un empleado municipal que regresaba a su domicilio después de cumplir tareas en el área de control de tránsito, la ex Miss fue imputada por homicidio culposo.

En la investigación se determinó que Santa Cruz huyó del lugar tras la colisión; tenía 0,88 milímetros de alcohol en sangre según un análisis realizado horas después; circulaba en un Peugeot 408 sin seguro y registrado a nombre de otra persona.

Por esa causa, la mujer fue citada a una audiencia con el juez de instrucción Ricardo Balor, a la que asistió el viernes pasado pero se abstuvo de declarar por sugerencia de su abogado, el ex juez José Luís Rey, quien se interiorizó del contenido del expediente.

De acuerdo con las mismas fuentes la imputada, que además es abogada y presta servicios en un organismo nacional, expresó en la audiencia su disposición a colaborar con la investigación, aunque su abogado expresó su interés por conocer el resultado de las pericias faltantes.

El debate de los profesionales que intervienen por las partes, se centralizó en los últimos días en el resultado del accidente.

Asimismo, las fuentes señalaron que también analizaron la figura de "abandono de persona" en la que habría incurrido la ex Mis Argentina al alejarse del lugar del hecho.

En ese sentido, según los especialistas, sería fundamental que las pericias permitan determinar si el motociclista murió en el acto, además de la velocidad en que circulaba la mujer al mando del Peugeot 408, cuyos airbags no se habrían activado, según su defensa.

Los datos aportados por testigos permitieron la detención de Santa Cruz seis horas más tarde, en su domicilio, en tanto que el test de alcoholemia habría determinado un 0,88 milímetros de alcohol en sangre, añadieron las informantes.