El Error 53 se trata de un problema que sufren miles de iPhones cuyas pantallas fueron reemplazadas. Afecta de manera particular a los equipos vendidos en Latinoamérica y se debe a la política que tiene Apple para servicio técnico en la región.
El Error 53 tiene lugar cuando un iPhone con una pantalla de repuesto realiza una actualización de software.

Cuando eso pasa el smartphone realiza una inspección de sus componentes y si nota una diferencia en el sensor Touch ID del botón de inicio (una mala instalación o el uso de un repuesto no autorizado), se bloquea. La pantalla indica la presencia del Error 53 y el teléfono de Apple deja de funcionar, sin que haya una solución hasta ahora.

Por ese motivo la firma de abogados PCVA, con sede en Seattle, invitó a las víctimas a que se comuniquen con ellos. La letrados explicaron que Apple se beneficiaría al forzar a sus clientes a utilizar su servicio de reparación, el cual es mucho más costoso que acudir a un centro no autorizado.

"Digamos que compras un auto y tu alternador es reemplazado por un mecánico local. Bajo la estrategia de Apple, tu vehículo no volvería a encender debido a que no lo llevaste a un centro de servicio autorizado. Eso deshabiltaría tu auto de manera intencional porque intentaste repararlo por tu cuenta. Eso está mal", aseguran.